lunes, 22 de julio de 2019

Consistencia entre las tendencias nacionales y las distritales (1)

El sábado 22 de julio se dio a conocer una encuesta de la consultora Clivajes. Sobre una muestra nacional de 850 casos realizada en internet del 16 al 19 de julio con un error muestral de +3,36%, la tendencia da un 43,3% de intención de voto a la fórmula Fernández-Fernández vs 33,3% para Macri-Pichetto. Lavagna-Urtubey alcanzan 8,1%, Espert-Rosales 4,2%, Del Caño-Del Plá 3%, 2,1% en blanco y 6,07% ns/nc. La brecha entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio es de 10 puntos porcentuales y estadísticamente significativa. Así, el promedio actualizado sobre 22 encuestas nacionales da 40,9% para los Fernández y 33,7% para Macri-Pichetto, de lo que resulta una ventaja de 7,2 pp para la fórmula opositora que contradice el clima de opinión de "paridad" que se pretende instalar en las últimas semanas. Además, esa brecha duplica a los 3,6 pp de ventaja para la lista opositora que reporta el promedio publicado ayer 21 de julio por La Nación sobre 11 mediciones (una muestra que es la mitad de la que ponderamos nosotros). 



Un dato clave es que la tendencia y ventaja que nosotros calculamos resulta consistente con las proyecciones distritales de que disponemos hasta ahora. En provincia de Buenos Aires (PBA, 37% de los electores del total nacional), el promedio de 9 encuestas recientes le da 41,2% a los Fernández y 31,9% a Macri-Pichetto, una brecha de 9,3 pp estadísticamente significativa. Según el estudio más reciente de la consultora FGA, sobre una base de 1.200 casos, el binomio del Frente de Todos alcanza 43,1% vs 31% de Juntos por el Cambio, una brecha de 12,1 puntos porcentuales (ver datos abajo; click para agrandar). 


En el caso de Circuitos, la disputa da 40,5% a 32,4%, una brecha de 8,1 pp (ver datos al inicio del posteo; click para agrandar). La encuesta se basa en una muestra de 1.116 casos relevados en el conurbano y ciudades del interior bonaerense entre el 5 y el 8 de julio, con un error muestral de +-3,5%. 



La consultora Query tiene en PBA una brecha similar (8,3 pp), si bien sobre una base más alta para ambas listas: 45,3% para el Frente de Todos y 37% para Juntos por el Cambio  (ver datos arriba; click para agrandar). En tanto, según la consultora Opinaia, la brecha es mayor (11 pp), pero sobre una base más baja para ambas listas: 37% para los Fernández y 26% para Macri-Pichetto (ver datos abajo; click para agrandar). 




Por otro lado, en Córdoba (8,7% de los electores nacionales), el promedio de 4 mediciones da 40,5% Macri-Pichetto y 25,9% los Fernández, una brecha de 14,6 pp estadísticamente significativa. La consultora CB, una de las que tomamos para el promedio, da 44,10% a 26,40% (brecha de 17,7 pp; ver datos abajo, click para agrandar). 




En Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA, 7,9% de los electores), sobre 4 encuestas, el promedio da 45% Juntos por el Cambio y 30% para el Frente de Todos (ventaja de 15 pp). En Salta (2,9% del padrón total), la consultora ICQ reporta 47% para los Fernández, 20% para Macri-Pichetto y 10% para Lavagna-Urtubey, lo que implicaría que el candidato a vicepresidente de la lista Consenso Federal no tiene una tendencia favorable ni siquiera en la provincia que hoy gobierna. En Santa Fe (8,3% del padrón total), a falta de nuevas mediciones, el estimado sobre estudios anteriores es 50,1% para el Frente de Todos y 42,9% para Juntos por el Cambio. En Tucumán (3,6% de electores), haciendo la misma salvedad que en el caso de Santa Fe, el escenario es 59% para el Frente de Todos y 17% para Juntos por el Cambio; la misma observación vale para Entre Ríos (3,2% del padrón total), con escenario de 43,2% para el Frente de Todos y 33,5% para Juntos por el Cambio. Finalmente, sobre datos propios, en San Luis (1,12% del padrón total), la tendencia es 40,4% para los Fernández y 34% para Macri-Pichetto. De Mendoza (4,2% del padrón total) no tenemos datos recientes, así que lo dejamos como incógnita.

En síntesis, la ventaja en PBA para los Fernández hoy no es compensada por la ventaja que logra Macri en CABA ni en Córdoba, mientras que en Santa Fe el Juntos por el Cambio también aparece en desventaja. En NOA (con excepción, a confirmar, de Jujuy), el escenario también es de desventaja para el oficialismo, y lo mismo sucede en NEA (con excepción, a confirmar, de Corrientes) y Patagonia. Así, hoy estimamos a partir de las tendencia distritales 42,4% para el Frente de Todos y 35,2% para Juntos por el Cambio, es decir, 1,5 pp más para ambas fórmulas que el promedio obtenido a partir de encuestas nacionales.

viernes, 19 de julio de 2019

Tendencias nacionales: ventaja para el Frente de Todos, con polarización creciente


En el posteo anterior planteábamos que el promedio de encuestas desmentía el clima mediático de "paridad" que se pretendía instalar, dado que el resultado de la media aritmética sobre 20 encuestas daba 40,9% para los Fernández y 33,1% para Macri-Pichetto; una brecha de 7,8 pp estadísticamente significativa. Ese panorama se mantiene incorporando nuevas mediciones mensuales: si bien es cierto que arrojan una brecha menor entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, la brecha sigue ubicándose en torno a los 7 puntos porcentuales que venimos viendo. Veamos: la consultora OPSM realizó un estudio sobre una muestra de 1.200 casos relevados de manera presencial entre el 10 y el 17 de julio. El binomio Fernández-Fernández alcanza 41,1% de intención de voto, vs 37,1% de Macri-Pichetto; la brecha es de 4 pp, en zona de empate técnico (ver datos arriba; click para agrandar). Por su parte, Lavagna-Urtubey rozan el 10%, Del Caño-Del Plá el 4%, el Frente Despertar supera el 3% y hay 3,4% de indecisos. Según OPSM, en el escenario de primera vuelta la diferencia se estrecharía a 2,1 pp (ver datos abajo; click para agrandar). 



En la medición más reciente de la consultora Aresco, la brecha es similar a la de OPSM: 4,5 pp (42% para los Fernández y 37,5% para el oficialismo). A su turno, de acuerdo a la encuesta nacional de Synopsis Consultores sobre una muestra de 2.260 casos tomados con metodología IVR realizada entre el 11 y el 13 de julio, los Fernández alcanzan 40,6% de intención de voto vs 38,1% de Macri-Pichetto, lo que da una brecha de 2,5 pp, estadísticamente no significativa (ver datos abajo; click para agrandar). El binomio de Consenso Federal roza el 9% y el de Espert el 4%. El FIT-U está con un llamativamente bajo 1,5%, otra lista 2,1% y hay casi 5% de indecisos. 


En la percepción de ola ganadora (quién creen los electores que va a ganar la elección, más allá de su intención de voto) la disputa es todavía más pareja: 43,4% para el Frente de Todos y 42,2% para Juntos por el Cambio, brecha de 1,2 pp (ver datos abajo; click para agrandar). Por su parte, el consultor Luis Costa reportó 39,7% para los Fernández vs 36,9% para Macri-Pichetto, una brecha de 2,8 pp. En este caso, Consenso Federal alcanza 7,4%, Espert 5,1%, Del Caño 2%, otros 4,7%, en blanco 2,7% y 1,5% de indecisos. Así, el promedio actualizado de 21 encuestas (sumamos tres mediciones y reemplazamos la anterior de Synopsis) da 40,8% para el Frente de Todos y 33,7% para Juntos por el Cambio, una brecha de 7,1 pp que sigue siendo significativa. Esto contraría el clima mediático de paridad, pero confirma el de polarización, dado que las dos listas suman 74,5% de intención de voto, mientras que en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) de agosto 2015 la suma del FPV y Cambiemos era del 68,7%. 


OLA GANADORA



De acuerdo al promedio, la fórmula de NOS (Gómez Centurión) hoy no alcanzaría el caudal necesario para superar el filtro de las PASO (1,5%), pues llega al 0,4%; lo mismo sucede con la del MAS (Castañeira), que llega al 0,3%. Con todo, hay un promedio de casi 5% de indecisos y 2,3% de voto en blanco; de esa forma, si recalculamos el caudal potencial del Frente de Todos sobre voto positivo sería de 42,3% y el de Juntos por el Cambio de 34,9%: brecha de 7,4 pp y sólo 2,7 pp para que la fórmula opositora llegue al umbral decisivo del 45% (dato clave de cara a la primera vuelta de octubre). 

lunes, 15 de julio de 2019

Tendencias nacionales a un mes de las PASO (2)



Según Elisabeth Noelle-Neumann, se produce un "doble clima de opinión" cuando el clima de opinión entre la gente y el predominante entre los periodistas de los medios son diferentes. Hoy, el sistema de medios afín al gobierno nacional se esfuerza en instalar que hay un escenario de paridad de cara a las PASO de agosto entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Sin embargo, eso no se corresponde con lo que arrojan hoy las encuestas; se trata de un elemento más de la propaganda y la estrategia comunicacional oficialista (que también incluye la difusión de sondeos que muestran una recuperación de la confianza por parte de consultoras paragubernamentales, como Management & Fit y Poliarquía/UTDT). Para que hubiera tal escenario de paridad, algunos estudios deberían mostrar a la fuerza opositora primera en intención de voto y otros al oficialismo, dando como resultado una diferencia estadísticamente no significativa entre ambos en el promedio de encuestas. En cambio, cuando se observan las mediciones actuales, se advierte que en todas ellas la fórmula Alberto y Cristina Fernández marcha al frente, en algunos casos por diferencias estadísticamente significativas (el 39,9% de Fernández-Fdez vs 38,2% de Macri-Pichetto en la sospechada encuesta de Management & Fit arroja una brecha de apenas 1,7 puntos porcentuales, que hoy es lo más cercano a un empate técnico o paridad); en el otro extremo, hay mediciones que muestran ventajas en el orden de los 10 pp, siempre a favor de la lista opositora. 

Nuestro anterior promedio con 25 mediciones desde el 12 de junio daba un resultado de 40,2% para los Fernández y 33,1% para Macri-Pichetto, una brecha de 7,1 pp estadísticamente significativa que contraría el clima de opinión mediático del sistema de comunicación afín al oficialismo. Cuando acotábamos el promedio a las mediciones más recientes (reemplazando a aquellas consultoras que midieron más de una vez) y filtrábamos aquellas que presentaban inconsistencias metodológicas o muestrales, o bien reportaban resultados muy desviados del resto (Opinaia, Reale-Dalla Torre, BTG, M&F y Giacobbe) para quedarnos con 18 mediciones, el promedio daba 40,8% a 32,8% y la brecha resultante era de 8 pp, estadísticamente significativa y también fuera del empate técnico, desmintiendo nuevamente el escenario de paridad.  Las nuevas encuestas conocidas en los últimos días reafirman la existencia de una brecha a favor de la fórmula opositora. Según el consultor Hugo Haime, Alberto Fernández-CFK tienen una intención de voto del 44,4% vs 30,7% de Mauricio Macri-Miguel Pichetto, una ventaja de 13,7 puntos porcentuales a favor del binomio opositor que, descontando el voto en blanco y recalculando sobre votos positivos, les permitiría hipotéticamente imponerse en primera vuelta al superar el umbral del 45%; es decir, un escenario muy lejos de la paridad o el empate técnico. En el mismo estudio, Lavagna-Urtubey alcanzan 13,2%, Del Caño-Del Plá rozan el 5%, hay casi 4% de voto en blanco y 3% de ns/nc (ver datos al inicio del posteo; click para agrandar). En la serie evolutiva, la lista opositora crece 2,6 pp entre febrero y julio, en tanto que el oficialismo subió 4 pp. Esto implica una tendencia mucho más estable que la que vemos en las demás mediciones que venimos revisando, aun cuando se trate de una simulación de primera vuelta que deja afuera a players como Espert, que en el promedio de las encuestas mide lo suficiente para superar, al menos por ahora, el filtro del 1,5% que establecen las primarias. La encuesta se realizó entre el 26 de junio y el 2 de julio en todo el país sobre una muestra de 1.300 casos, lo que arroja un error muestral de +-2,7%.




Por su parte, la más reciente encuesta de la consultora Diagrama Social reporta para el Frente de Todos una ventaja menor que los casi 14 pp que vimos en Haime, pero estadísticamente significativa de todos modos y contraria a la idea de "paridad o empate técnico": 10,2 pp, con 41,3% para AF-CFK y 31,1% para Macri-Pichetto (ver datos arriba; click para agrandar). Lavagna-Urtubey rozan el 7%, Del Caño-Del Plá alcanzan 3,5%, Espert-Rosales 2,5%, Gómez Centurión 1,3%, Castañeira-Mulhall 0,3% y Romero Feris 0,1%, con 5,6% de votos en blanco y 7,4% de ns/nc. El estudio se basa en una muestra nacional de 1.081 casos relevados de manera mixta (online y presencial), con un error muestral de +-2,9%, entre el 1 y el 8 de julio. Respecto a la medición anterior, realizada en junio pasado (ver datos abajo; click para agrandar), la fórmula opositora crece 2,3 pp y el oficialismo 5,1 pp, variaciones estadísticamente no significativas si se atiende al error muestral, pero que cualitativamente son consistentes con la tendencia a una mayor polarización que muestra el promedio de los estudios que venimos revisando. Dado que hay casi 6% de voto en blanco, si se recalculan las proporciones sobre los votos válidos nuevamente la fórmula opositora aparece con chances de imponerse en primera vuelta, al rebasar el umbral del 45%. 



Finalmente, la encuesta más reciente de Udesa, realizada sobre una muestra de 1.008 casos relevados online entre el 2 y el 11 de julio con un error muestral de +-3,15% muestra una disputa un poco más pareja: 43% para AF-CFK y 37% para Macri-Pichetto, una ventaja de 6 pp que en este caso resulta estadísticamente no significativa para el error reportado (ver datos abajo; click para agrandar). Lavagna alcanza 8%, Del Caño 5%, Espert 4%, Gómez Centurión 2% y Castañeira 1%. Así, con proyección de indecisos, la fórmula opositora queda a 2 pp del umbral del 45% que le permitiría imponerse sin necesidad de segunda vuelta. Si actualizamos el promedio anterior  reemplazando las mediciones pasadas por las nuevas (como es pertinente en el caso de Haime), el promedio sobre 20 encuestas nos da 40,9% para los Fernández y 33,1% para Macri-Pichetto; una brecha de 7,8 pp estadísticamente significativa, muy diferente del clima mediático de "paridad" que se pretende instalar. 


sábado, 13 de julio de 2019

Tendencias nacionales a un mes de las PASO (1)


Esta semana circularon varias nuevas encuestas, a prácticamente un mes de las PASO del 11 de agosto, lo que amerita un repaso por ellas y actualización del promedio para ponderar si el clima de opinión que los medios afines al gobierno tratan de instalar ("Mauricio Macri se acerca a Alberto Fernández y pelean voto a voto en todas las encuestas", tituló Clarín) se corresponde o no con lo que arrojan las mediciones. Raúl Aragón & Asociados midió telefónicamente (CATI, es decir asistido por encuestador) del 1 al 8 de julio sobre una muestra nacional de 2.500 casos, con un error muestral de +-2,1%. En ese estudio, los Fernández rozan el 36% de intención de voto, Macri-Pichetto rozan el 30%, Lavagna-Urtubey el 12%, Espert-Rosales el 7% y Del Caño-Del Plá el 3%, en tanto que Castañeira-Mulhall llegan al 2,4% y Gómez Centurión el 1,2%, con casi 10% de indecisos (ver datos arriba; click para agrandar). La brecha entre el binomio del Frente de Todos y el de Juntos por el Cambio es de 6,1 puntos porcentuales y estadísticamente significativa. 




Casi la misma brecha surge de la medición de GyC Comunicación: 37,8% para los Fernández vs 31,6% para Macri-Pichetto, una brecha de 6,2 pp (ver datos arriba; click para agrandar). Lavagna-Urtubey alcanzan 9,3%, Espert-Rosales 5,3%, Gómez Centurión 2%, Del Caño-Del Plá 1,4% y Castañeira-Mulhall 0,8%. Por otro lado, 2% no votarían a ninguno, 3% votarían a otro candidato, 2,2% votarían en blanco y 5% son indecisos. 




Por su parte, la consultora Tendencias dio a conocer un sondeo realizado a comienzos del mes de julio a nivel nacional: el 38,5% votaría a la fórmula Fernández-Fernández, mientras que Macri-Pichetto tienen una intención de voto del 32,7%. La brecha es de 5,8 puntos porcentuales, estadísticamente significativa, dado que se basa en una muestra robusta de 9.318 casos a nivel nacional con un margen de error de +1%. Por su parte, Lavagna-Urtubey llegan a 7,1% y Del Caño-Del Plá 4,1%, en tanto que Espert roza el 4% y Castañeira llega a 0,5% (ver datos arriba; click para agrandar). Casi 11% son indecisos y 2,4% votarían nulo o en blanco. En síntesis, tenemos tres mediciones donde la brecha a favor de la fórmula opositora ronda los 6 pp, fuera del empate técnico. 




OhPanel aplica una plataforma de medición online sobre paneles (metodología que requiere una ponderación para salvar los sesgos que puede inducir). La medición más reciente arroja 39% para los Fernández y 35% para Macri-Pichetto. Ambos frentes subieron casi lo mismo respecto a la medición anterior, con lo cual la brecha pasó de 5 pp a 4 pp, una variación estadísticamente no significativa (ver datos arriba; click para agrandar). Lavagna-Urtubey llegan a 10%, Espert-Rosales a 5% y Del Caño-Del Plá a 4%; por otro lado, hay 7% de indecisos. 



A su turno, la medición más reciente de Rouvier & Asociados (del 6 al 11 de julio sobre una muestra nacional de 1.200 casos), con un error muestral de +-2,8%) también reporta una brecha similar: 39,6% Fernández y 35,2% Macri, 4,4 pp; 9% para Lavagna, casi 4% Espert, 0,3% para Castañeira, casi 2% para otros, 2% en blanco y 4,1% ns/nc (ver datos arriba; click para agrandar). Respecto a la medición anterior de esa consultora, la brecha pasa de 4,7 pp a 4,4 pp, una variación estadísticamente no significativa. Así, tenemos dos mediciones con brechas en torno a los 4 puntos porcentuales, en zona de empate técnico. 


Por su parte, Giacobbe & Asociados encuestó 2.500 casos del 26 al 27 de junio en dispositivos móviles (nota metodológica: también se trata de un relevamiento que requiere ponderación para evitar sesgos). Reporta 40,3% para los Fernández y 37,3% para Macri-Pichetto, una brecha de 3 puntos porcentuales que resulta estadísticamente no significativa e implica un empate técnico. Espert-Rosales alcanzan 7,5% y Lavagna-Urtubey 4,2%, dato clave en el cual esta medición se desvía de todas las otras conocidas. El Frente NOS llega a 2,4% y el Frente de Izquierda 1,5%; por otro lado, hay casi 2% de votos en blanco y 5% de indecisos y ns/nc (ver datos arriba; click para agrandar). 



Finalmente, la encuesta más favorable al gobierno es la que más ruido generó, dado que se difundió sin ficha técnica (algo metodológicamente imperdonable) y luego apareció una ambigua; además, algunos candidatos estaban mal etiquetados y, para rematar, en dos medios (Clarín y Perfil) los gráficos tomados presuntamente del informe aparecieron con datos diferentes en el escenario de ballotage (en el segundo caso, los porcentajes superaban el 105%). Aun con estas prevenciones, repasamos los datos: casi 40% para el binomio del Frente de Todos y 38,2% para la fórmula de Juntos por el Cambio, una ventaja de 1,7 pp que implica un empate técnico. Lavagna-Urtubey rozan el 7%, Esper-Rosales el 5%, Gómez Centurión (etiquetado erróneamente como López Centurión) roza el 2%, el Frente de Izquierda alcanza 1,5% y el MAS 0,4%. Otros candidatos llegan a 2,5% y casi 4% son indecisos (ver datos arriba; click para agrandar). Así, en el repaso de estudios recientes, no es cierto que todos muestren un escenario de empate técnico. En este marco, si actualizamos el promedio con 25 mediciones desde el 12 de junio, el resultado es 40,2% para los Fernández y 33,1% para Macri-Pichetto, una brecha de 7,1 pp estadísticamente significativa que contraría el clima de opinión mediático del sistema de comunicación afín al oficialismo. Si acotamos el promedio a las mediciones más recientes (reemplazando a aquellas consultoras que midieron más de una vez) y filtramos aquellas que presentan inconsistencias metodológicas o muestrales, o bien reportan resultados muy desviados del resto (Opinaia, Reale-Dalla Torre, BTG, M&F y Giacobbe) para quedarnos con 18 mediciones, el promedio da 40,8% a 32,8% y la brecha queda en 8 pp, estadísticamente significativa y también fuera del empate técnico. 

martes, 9 de julio de 2019

Tendencias distritales de cara a las PASO (3)



En el posteo anterior repasábamos diversas encuestas nacionales y destacábamos que tres estudios recientes (consultora CEIS, Shila Vilkyer y Raúl Aragón & Asociados) detectaban que Alberto y Cristina Fernández están obteniendo una diferencia de entre 6 y 8 puntos porcentuales sobre Macri-Pichetto. Para precisar datos, el consultor Raúl Aragón reporta 36,8% para la fórmula del Frente de Todos y 30,5% para la de Juntos por el Cambio; brecha de 6,3 pp. En esa medición, Lavagna-Urtubey alcanzan 12% de intención de voto (la segunda medición más alta para ese binomio en las encuestas que venimos revisando, luego del 12,2% en el estudio de Gustavo Córdoba & Asociados) y José Espert-Luis Rosales llegan a 6,7% (la medición más alta revisada hasta ahora para el economista, luego del 6,5% que vimos en la consultora FGA). A su turno, Del Caño-Del Plá alcanzan 2,8% y Gómez Centurión 1,3% (la segunda medición más alta para ese precandidato, luego del 2,1% de FGA). De esta forma, la encuesta de Aragón se distancia del escenario preferido por el gobierno, que es perder por 5 pp o menos. 




Hoy se publicó un estudio de tendencia electoral en el área metropolitana (AMBA), conglomerado que no tiene una traducción territorial política nítida, dado que incluye a Ciudad Autonómoma de Buenos Aires (CABA) y el Gran Buenos Aires (GBA), que está dentro de la provincia de Buenos Aires (PBA), pero aún así se constituye como una auténtica "vidriera" del país. Por eso, el escenario allí resulta pertinente. Según los datos de la consultora Proyección, la fórmula Fernández-Fernández aventaja a Macri-Pichetto por 45,1% a 30,2%, una brecha de casi 15 pp (ver datos al inicio del posteo; click para agrandar). Comparando con la tendencia de mayo (ver datos arriba; click para agrandar), la fórmula opositora creció 5,6 pp, mientras que el oficialismo lo hizo en 1,4 pp. Así, la brecha entre ambos, lejos de reducirse, se amplió de 10,7 pp a 14,9 pp. Por su parte, en la medición más reciente Lavagna-Urtubey alcanzan 7,8% (vs 8,3% de Lavagna en mayo), Espert roza el 6% (vs 4,4% en mayo) y Del Caño alcanza el 2,6% (vs 3,4% en la medición anterior). Los indecisos pasan de 6,6% a 7%. 



Presidente
Gobernador
Diferencia
Scioli
3.417.880
Fernández
3.097.759
320.121
Macri
3.030.351
Vidal
3.477.610
- 447.259
Massa
2.061.995
Solá
1.692.672
369.323
Del Caño
341.625
Pitrola
329.261
12.364
Stolbizer
264.505
Linares
208.954
55.551
Rodríguez Saá
89.233
Sin candidato



Las tendencias en el conglomerado AMBA también resultan pertinentes por su impacto en la elección en PBA: dado que se descuenta que si CABA es bastión del PRO desde 2007, la diferencia de casi 15 pp a favor del Frente de Todos se está haciendo en GBA, que pertenece a la provincia. Como en la primera vuelta concurre la elección de gobernador de esa provincia junto con la presidencial, el arrastre negativo de Mauricio Macri (quien se ubica entre 8 pp y 10 pp detrás de los Fernández en ese distrito) pone en aprietos a María Eugenia Vidal, quien va por la reelección. Según Lucas Romero, de la consultora Synopsis, "en nuestra última medición hay una diferencia mayor a 10 puntos de Macri que Vidal logra recortar cuando la gente responde las encuestas, pero que en la realidad no va a poder recortar. La única posibilidad que tiene Vidal de ganar es que Macri saque más votos de los que hoy estamos viendo y complementar con el corte de boleta estimulado por el propio oficialismo provincial (...) No creo que podamos visualizar un escenario de corte de boleta de 10 puntos. Estará entre 3% y 6%, lo cual ya le pone un límite a la posibilidad de Vidal pueda diferenciarse de Macri en la Provincia". En la primera vuelta de 2015, Vidal logró un histórico 6,5% de corte de boleta (ver datos arriba; click para agrandar), dado que el corte más alto inmediato anterior había sido de casi 5% (en 1995, con Eduardo Duhalde respecto a Carlos Menem; ver datos abajo, click para agrandar). Según la más reciente encuesta de Query (realizada entre el 28 de junio y el 2 de julio entre 1.241 casos en el territorio bonaerense), Vidal llega a 41,5% de intención de voto, contra 41% de Kicillof (empate técnico). Para la fórmula presidencial, Alberto Fernández obtiene el 45,3% frente al 37%. De acuerdo con estos números, si las elecciones fueran hoy, debería existir un 8,3% de corte de boleta para que Vidal tuviera chances de reelegir, por encima del pico del 2015, lo cual resulta poco factible para los analistas.  En la misma línea, el consultor Edgardo Catterberg apunta que "el corte de boleta se da mayoritariamente cuando hay una tercera fuerza que tiene caudal electoral. En 2015, Sergio Massa sacó más del 20% en Buenos Aires como candidato a presidente, y muchos de sus votantes la votaron a Vidal como gobernadora. Pero ahora la tercera fuerza es menor".



Otro dato clave es el impacto de la crisis socioeconómica en PBA y GBA. Las estadísticas oficiales señalan que en el conurbano bonaerense hay más de 700 mil personas en edad económicamente activa que están desocupadas. La cifra implica que el 37 % del total de desempleados en el país se concentra en esa geografía. Por otra parte, según el más reciente Monitor de Clima Social del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), en ese conglomerado el 36% de los electores declara estar mucho más endeudado que el año anterior y un 45% estar algo más endeudado (acumulado del 81%). Apenas 15% pudo reducir sus deudas (ver datos abajo; click para agrandar), lo que pone de manifiesto el deterioro socioeconómico que se vive en el área metropolitana.  



En la misma línea, otro estudio del CEM arroja que respecto a octubre pasado creció 16 pp la proporción de quienes redujeron sus comidas, 21 pp quienes creen que pueden perder el trabajo, 17 pp quienes afirman que no les alcanza el sueldo. Asimismo, casi se duplicaron (+33 pp) quienes creen que la situación económica del país es mala y subieron casi 20 pp quienes creen que su situación económica es mucho peor que hace un año atrás (ver datos abajo; click para agrandar). En síntesis, todos estos datos coinciden en mostrar efectos socioeconómicos de la gestión Cambiemos que son generadores de malestar y hoy tienen un correlato con tendencias preelectorales desfavorables al oficialismo.