viernes, 26 de junio de 2015

La carrera presidencial: en sus marcas…

Tras el anuncio de la fórmula del FPV para las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), el binomio Daniel Scioli-Carlos Zannini, el consultor Carlos Fara realizó la siguiente evaluación: “Esto consolida lo que venía proyectándose como esquema político de parte de la Presidenta (…) transmite la continuidad no solamente política, sino también técnica e ideológica. Se trata de una decisión política y no electoral, porque para los votos está Scioli; en cambio, Zannini es una señal para el propio electorado del kirchnerismo (… ) la fórmula será naturalmente bien aceptada y el FPV sin duda va a sacar más votos, no sólo por la proyección actual, sino porque ya tiene el piso más alto”. Respecto a Florencio Randazzo, el consultor evaluaba que “el ministro de Transporte tenía expectativas, pero la diferencia para las PASO era de 70-30 a favor de Scioli, por lo que no había ninguna posibilidad para él (…) Si no hay primaria del oficialismo, todos los votos serán para Scioli, que ya arrancará con una diferencia importante a su favor”

Los datos de Fara ya marcaban para el oficialismo un 38% de los votos a nivel nacional, seguido por el frente PRO-UCR con 28% y el Frente Renovador con 18%. Con la presentación de las listas el pasado sábado, los precandidatos para las PASO ya están definidos y las encuestas posteriores a ese cierre confirman las tendencias que venimos observando hace meses. Según Julio Aurelio (Aresco y Asociados), la fórmula del FPV alcanza el 40% y Mauricio Macri supera los 30 puntos, lo que implicaría una eventual segunda vuelta; sin embargo, la proyección de la consultora asigna 45,2% a Scioli sobre un 32,4% de Macri, con Sergio Massa relegado al tercer lugar con 13,8%. De darse ese escenario, el oficialismo podría vencer en primera vuelta. Por su parte, un sondeo de Raúl Aragón & Asociados que ubica al FPV con 40,8% sobre el 33,1% del PRO, con un Massa que trepa al 18% de intención de votos. 

Como vemos, más allá de los matices entre ambas mediciones, la tendencia de Aragón coincide con el primer escenario de Aresco, que sin proyectar desemboca en una elección que se define en segunda vuelta (ballotage). En cambio, el consultor Hugo Haime presenta un escenario alternativo: le da un 37,4% a Scioli (es decir, lo pone por debajo de la cifra umbral del 40% necesaria para tener chances de ganar sin ballotage), pero a su vez pone a Macri con 26,8% (o sea, por debajo del umbral del 30% necesario para forzar una segunda vuelta). Esto implica que, en el estudio de Haime, ambos candidatos están relativamente más débiles que en las mediciones de Aresco y Aragón; o, visto de otro modo, que hay mayor dispersión y/o indecisión en la intención de voto. 

En conjunto, las tres encuestas confirman las tendencias del proceso electoral que venimos revisando desde hace meses en el blog: 1) el candidato del FPV más fuerte, Scioli, se impondría en las primarias con una contundencia que terminó por precipitar el armado político sin llegar a esa instancia; las encuestas hablaron, y la “gran electora”, CFK, definió con pragmatismo la conformación de la fórmula oficialista 2) Scioli absorbe el voto de Randazzo: si comparamos las tendencias de estas tres encuestas con la última medición de Ricardo Rouvier, donde Scioli alcanzaba 23,4% y Randazzo 12%, claramente el gobernador bonaerense capta la intención de voto del ministro, ya que suma entre 37% y 40%, por encima del acumulado lineal de ambas figuras basado en Rouvier, que era 35% 2)  Macri se consolidó como la opción opositora más fuerte al oficialismo, oscila entre 27% y 33% y se impone con comodidad a sus “socios” del Cambiemos, Ernesto Sanz y Elisa Carrió. Ya veíamos en la encuesta de Rouvier que el jefe de gobierno porteño alcanzaba 25,5%, contra 3,6% de Sanz y 2,8% de Carrió; 3) Macri sumaría los votos de sus socios derrotados en las primarias, según las encuestas de Aresco y Aragón; no así en la de Haime, si tomamos como referencia las cifras previas de Rouvier (a diferencia de Scioli, que en las tres mediciones absorbe toda la intención de voto de Randazzo) 5) aunque Massa sigue en carrera, no sale de la tercera posición: en los tres estudios queda por debajo de los 20 puntos, y aun si captara la intención de voto de José M. De la Sota (su rival en el Frente UNA) medida por Rouvier (2,1%) quedaría por detrás de Macri en las primarias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada