miércoles, 28 de agosto de 2013

Lo que dicen los sondeos para octubre (1)

Procuraremos sintetizar algunas tendencias clave del panorama Pos-PASO. En primer término, en provincia de Buenos Aires (el distrito de mayor peso a nivel nacional), las encuestas muestran a Sergio Massa (Frente Renovador) en ascenso y a Martín Insaurralde estable o creciendo levemente, pero menos que Massa. El tigrense sigue tomando algunos votos de Francisco de Narváez, que pierde caudal a manos de Massa por diversos factores, entre los que sobresale el voto útil (críticos del gobierno nacional que en esta oportunidad ven en Massa una mejor alternativa de voto castigo al kirchnerismo que la que presenta de Narváez). Por otro lado, Massa aún sigue captando parte del voto kirchnerista.  

En síntesis, estos movimientos sugieren una mayor polarización de cara a octubre entre el Frente Renovador y el FPV, fenómeno que tal como está aspectada la elección favorece a Massa contra el oficialismo.  Esto perfila para octubre un escenario de nueva derrota para el FPV, de no medir algún factor imponderable (que no se vislumbra hoy, más allá de las últimas medidas del gobierno en torno a Ganancias y asignaciones familiares, que en lo sustancial son una suerte de reconocimiento a los planteos de críticos y opositores).

Repasemos algunos datos: según la encuesta de Hugo Haime & Asociados, Massa lidera con un 38,2%, un salto de casi 3 puntos respecto del 35,05% obtenido en las elecciones primarias del 11 de agosto. Lo escolta Martín Insaurralde, que creció poco menos de un punto porcentual en intención de voto respecto al 29,65% que logró en las primarias. En tanto, Francisco de Narváez, candidato de Unidos por la Libertad y el Trabajo, que ocupó el cuarto lugar en las PASO con el 10,54% de los votos –detrás del 11,13% conseguido por Margarita Stolbizer del Frente Progresista Cívico y Social–, caería a 8%.

Por su parte, un sondeo de González y Valladares para el diario Perfil pronostica una mayor ventaja de Massa en octubre, ya que arrojó que el 39,9% de los encuestados le daría su voto al intendente de Tigre. Mientras, Insaurralde se coloca segundo, con una intención de voto de 28,8%, algo menos de un punto porcentual por debajo de lo obtenido el 11 de agosto. La diferencia entre los candidatos del Frente Renovador y del FpV de esta forma superaría el 10%, según los datos de esta consultora. Al igual que Haime, González y Valladares también anticipan una pérdida de votos para De Narváez, que quedaría en 6,1% en octubre. Según la firma, parte de esos votos iría para Massa. Esta consultora también ubica a Stolbizer como tercera fuerza y en alza: la candidata a diputada por el Frente Cívico y Social pasaría del 11,13% de agosto a 13,8% en octubre. De acuerdo a esta consultora, el 8,1% de aquellos que dicen que votarán a Massa en octubre se consideran kirchneristas, mientras que muchos votantes de De Narváez migrarían a Massa por considerarlo la alternativa útil para derrotar al gobierno nacional: según la encuesta, el 27,5% de los que votaron a De Narváez podrían inclinarse por el tigrense en octubre.


En tanto, la consultora Aresco (Julio Aurelio) dio a conocer una encuesta en donde el 37,5% de los entrevistados expresó que votaría a Sergio Massa y el 29,1% se inclinó por Martín Insaurralde. Cuando se proyectan los indecisos, Massa crece al 40,2% e Insaurralde sólo lo hace al 31,2%. A su turno, según Enrique Zuleta Puceiro (de la consultora Opinión Pública Servicios y Mercados) en territorio bonaerense  crecen tanto Massa como Insaurralde: según ese sondeo, el líder del Frente Renovador escala al 37,7% y su rival del Frente para la Victoria obtiene 31,2%. Stolbizer queda en 11% y de Narváez en 8,7%. “Ambos crecen en perjuicio de Francisco de Narváez que tiene 8,7%, y el Stolbizer estira su diferencia y llega al 11%. Se consolida como tercera, se despega de de Narváez, que cede votos probablemente hacia Massa. Pero no sería tan terminante tampoco, porque hay mucho voto local que quedó sin representación, y ese voto va a ir también a Insaurralde. No olvidemos que Insaurralde no es sólo Insaurralde, sino que es un conjunto de cosas. Todos los signos son que el gobierno nacional va a dejar de gravitar en la campaña, porque está Scioli, que es la figura más importante del escenario, y agrega una capacidad de competencia con Massa, muy superior a la del Gobierno Nacional”, indicó el especialista.

Fabián Perechodnik, director de Poliarquía, advirtió que su consultora no ha realizado nuevos estudios tras las PASO elección, pero evaluó que esperan un reacomodamiento de votos que se traduciría en "un leve repunte de Insaurralde" y un mayor crecimiento del candidato del Frente Renovador, quien "ganará votos de De Narváez a medida que marque un perfil más claro de opositor moderado". Sin embargo, este consultor estimó que el drenaje de votos no alcanzará los 10 puntos obtenidos por De Narváez, "porque el voto duro opositor, de cuatro o cinco puntos, va a seguir considerándolo una mejor alternativa frente a Massa". Según Perechodnik, también que hay un 4,5% de sufragios que estuvieron volcados hacia partidos que no superaron las primarias, por el piso del 1,5%, y que podrían ir, en parte, hacia el massismo. "Massa queda en posibilidades de sumar un 5%", evaluó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada