jueves, 8 de octubre de 2015

Despliegue territorial de cara a octubre (3)

Completamos esta serie de tres entradas referida al despliegue territorial. En el caso de Mendoza, según la consultora Reale-Dalla Torre, Scioli alcanza el 34,8%, y Macri 35,6%. Así, ambos mejoran respecto al resultado de las PASO, ya que Scioli suma 1,6 puntos porcentuales (logró 33,20%) y Macri 10, algo razonable (alcanzó 25,6%, y sumaría los votos de Ernesto Sanz y Elisa Carrió, sus "sparrings" dentro del frente Cambiemos). Comparado con los datos de la región, en Mendoza Scioli estaría por arriba de la estimación regional de Ipsos y Macri un poco por abajo (con una diferencia estadísticamente no significativa). Veamos los resultados de las PASO en las provincias de las que no tenemos encuestas recientes para comparar con la de Ipsos: en San Juan, Scioli obtuvo 54,4%, Massa 15,3% y Macri 14,4%. En La Rioja, 40,6% para Scioli, 22,3% para Macri y 14,6% para Massa; en San Luis, Adolfo Rodríguez Saá logró 45,1%, Macri 20,9% y Scioli 19,6% (aquí, Massa quedó fuera del podio). En este caso, sí hay un empalme o consistencia entre el resultado de las PASO, la tendencia regional de Ipsos y las tendencias del distrito en particular.

En Córdoba, el promedio de las mediciones que citamos da 20,9% para Scioli, 40,7% para Macri y Massa 15,1% (sobre ciudad Capital, no provincia). Están lejos del promedio regional de Ipsos, pero eso es previsible, dado que esa ciudad no es representativa de la región. En las otras provincias de esta región, el resultado de las primarias fue: en Santa Fe, Scioli 33%, Macri 26% y Massa 13,6%; en Entre Ríos, 39,5%, 27,5% y 14,5%, respectivamente. Claramente, la tendencia regional de Ipsos tiene mejor empalme y consistencia con los guarismos de esas provincias litoraleñas que con la mediterránea. 

A su turno, decíamos que en Chubut, por los datos que citábamos, Scioli supera el promedio regional proyectado por Ipsos, Macri está por debajo y Massa cerca. En las otras provincias de esta región, el resultado de las primarias fue: en La Pampa, Scioli 39,8%, Macri 26% y Massa 11,4%; en Neuquén,  35,6%, 21,8% y 15,2%, respectivamente; en Río Negro, 44,6%, 17,9% y 15,7%; en Santa Cruz, 44,4%, 18,4% y 14,5%; en Tierra del Fuego, 47%, 18,4% y 14%. Considerados todos los distritos, el empalme o consistencia de la tendencia de Ipsos con el resultado de las PASO parece plausible, aunque en el caso de Chubut vemos un avance en Scioli y Massa con respecto a las primarias de agosto (+1 en  Scioli y -2,1 en Massa) y un cierto retroceso en Macri (-2,5).  

En CABA, en las PASO, Scioli obtuvo 23,2%, Macri 41,6% y Massa 11,7%, es decir que, a tenor de Ipsos, Macri cede posiciones y los otros dos candidatos no registran diferencias estadísticamente significativas (no contamos con encuestas recientes para comparar). En cuanto a PBA, en las PASO, Scioli alcanzó 39,5%, Macri 24,4% y Massa 18,2%. El promedio de 6 encuestas que tomamos arroja 40% para Scioli y 29% para Macri, lo que implica una sensible diferencia con la proyección regional de Ipsos en el caso de Macri, a quien la consultora ubica en 19%, pero eso se debe a que esa encuestadora midió GBA y no toda la provincia, con lo cual no se puede analizar aquí un empalme o consistencia entre lo distrital de encuestas recientes y lo regional según el estudio de Ipsos. 

Pasando en limpio, la encuesta de Ipsos que venimos analizando y comparando con el despliegue territorial en las PASO y en encuestas recientes nos permite ponderar cuáles son las chances del oficialismo para imponerse en primera vuelta sin depender de otros resultados, como se dice en términos futbolísticos. Para eso, el FPV necesita llegar al 45% (caso contrario, si no llega a ese guarismo pero supera el 40%, necesita sí o sí sacarle 10 puntos porcentuales al segundo candidato/fuerza más votada; por eso decimos que allí depende del resultado de otros). Veamos: según Ipsos, Scioli alcanza el 42,6%. Esa es la medición hasta ahora más alta para el oficialismo en todas las encuestas conocidas, y lo ubica a apenas 2,4 puntos del 45%, la cifra de la felicidad para el oficialismo. Como antecedente próximo a esa cifra, tenemos el 46,3% obtenido por Cristina Fernández en 2007 (dado que el 54% de 2011 es inalcanzable). Ese 46,3% se integró de esta forma (ver cuadro de arriba; también se lo puede comparar con el incluido en el post anterior): 1) 37,9% de provincia de Buenos Aires. En las primarias de 2015, el FPV sacó 38,4% de sus votos de ese distrito, y en 2011 el 40,8% 2) 20% en CABA-Centro; en las primarias de 2015, el FPV sacó 18,1% de sus votos de allí, en 2007 el 20% y en 2011 casi 21% de 2011) 3) del “Norte Grande” (NOA + NEA), el FPV sacó el 27,1% de sus votos en 2007, en las primarias de este año el 29,7% y en 2011 el 24,9% 4) de Cuyo, el FPV sacó 8% de sus votos en 2007 (recordemos que Julio Cobos, gobernador de Mendoza, era candidato a vicepresidente en esa elección en la fórmula encabezada por CFK), 6,3% en 2011 y 7% en las primarias de 2015 5) finalmente, de Patagonia el FPV obtuvo el 6,9% de sus votos en 2007, el 6,8% en las primarias de 2015 y en 2011 el 7,1%. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada