miércoles, 1 de marzo de 2017

“La madre de todas las batallas”: tendencias electorales en provincia de Buenos Aires (3)

Confirmando la tendencia adversa al oficialismo en provincia de Buenos Aires, antes del cierre del mes de febrero se sumaron varias mediciones. Una de ellas, de Rouvier & Asociados, arrojó dos escenarios posibles de cara a la futura contienda electoral de mediados de año; en ambos, el espacio pan-peronista aparece con serias chances de imponerse a Cambiemos. Sobre la base de una muestra de 1.200 encuestas telefónicas, en el primer escenario, la dupla que se impondría sería la de Cristina Fernández de Kirchner como candidata a senadora nacional y Daniel Scioli como diputado: la ex mandataria y el ex gobernador bonaerense alcanzan 35,6% de intención de voto. En segundo término se ubica un potencial frente entre Sergio Massa (Frente Renovador) al tope de la lista de senadores, y Margarita Stolbizer (GEN), como diputada, con un caudal de 28,4%, unos 7 puntos porcentuales por debajo de CFK-Scioli. Esa diferencia es estadísticamente significativa, pero de ninguna manera categórica, habida cuenta del tiempo que resta para los comicios (ver datos arriba; click para agrandar). 

En tercer lugar, posición que ya hemos visto en varios estudios, se ubica el oficialismo con la candidatura de Elisa Carrió a senadora nacional y de Cristian Ritondo a diputado. La líder de la Coalición Cívica – ARI y el ministro de Seguridad contarían con 21,3% de adhesiones, a 14 puntos porcentuales de quienes lideran la intención de voto; en el caso de la izquierda, la fórmula Castillo-Del Caño alcanza 4,3%, con 6,2% de ns/nc, 2,2% de blanco o nulos y 2% de “otros”. Este primer escenario planteado por Rouvier & Asociados es el que muestra la mayor diferencia entre los candidatos y cosecha menor nivel de indecisos entre los encuestados, pues sólo un 6% se refugia en la respuesta “No sabe/no contesta”. En cambio, en el segundo escenario testeado los indecisos trepan a 10%. En ese caso, se mide a Florencio Randazzo (como precandidato a senador) y Julián Domínguez (como precandidato a diputado nacional): ambos alcanzan una intención de voto del 30,6%. También aquí la dupla Massa-Stolbizer se ordena en el segundo lugar, con un 26,9%, en tanto que en el tercer puesto se ubicarían Carrió  y Ritondo, con 21,8%. En este caso, la diferencia entre el primero y el segundo se reduce a 3,7 puntos porcentuales (poco más de la mitad de la que veíamos en el primer escenario; ver datos abajo; click para agrandar). Asimismo, suben los indecisos, el voto en blanco y la respuesta “otros”, lo que indica a las claras que la inclusión de CFK y Scioli en el escenario define más la intención de voto que la de figuras como Randazzo-Domínguez.

Un resultado alternativo fue planteado por una encuesta anterior realizada por González y Valladares. En este caso, la dupla Massa-Stolbizer llega al 27,7%, en situación de empate técnico con CFK-Scioli (24,2%). Una fórmula entre Randazzo y otro candidato peronista alcanza 6,8%, una lista entre Carrió y otro candidato de Cambiemos 19,1%, y una entre Jorge Macri y otro candidato oficialista 6,1; una fórmula de la izquierda, por su parte, llega al 1,5%, con 12,2% de indecisos y 2,5% de voto en blanco. Un escenario tentativo con Scioli en lugar de CFK en la candidatura por la senaduría nacional ubica a Massa primero con 30,5%, Scioli segundo con 16,6%, Randazzo con 12,5%, Carrió y otro de Cambiemos con 18,6%, Macri y otro de Cambiemos con 5,9%, la izquierda con 2%. En este caso, los indecisos llegan al 10,5% y el voto en blanco al 3,3%. Como puede apreciarse, pese a los matices que diferencian a ambos estudios, tanto en la encuesta de Rouvier como en la de González y Valladares el oficialismo arranca la carrera preelectoral desde atrás en PBA. 

El estudio de González y Valladares permite contextualizar las cifras de intención de voto con otros datos de la coyuntura política. Por ejemplo, que más del 40% de los bonaerenses desaprueba la gestión del presidente Mauricio Macri: un 41,2% de los encuestados evalúa como "malo" el desempeño del gobierno nacional. Un 36,9%, por el contrario, estimó que la gestión es "buena", mientras que un 16,1% consideró que es "ni buena ni mala" y un 5,8% no contestó o no supo calificarla.  Asimismo, un 74,5% de los bonaerenses consideró que su situación actual es "mala", un 12,9% "ni buena ni mala" y un 11% que la calificó como "buena".  Además, respecto a las expectativas a futuro, un 42,3% consideró que su situación de aquí a un año "mejorará", un 33,6% que estará "peor" y un 9,9% supone que estará "igual". En síntesis, un panorama donde se advierte una evaluación desfavorable del gobierno nacional, una calificación negativa de la situación y expectativas en caída en el distrito de mayor gravitación electoral. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada