domingo, 29 de julio de 2012

Nota publicada hoy en suplemento de Economía de La Voz del Interior: consumo







El consumo, ante los tiempos que vienen

Pese al freno, aún no se advierten cambios en canales, marcas ni en el mix de compra. Claves para sostener las ventas en el actual escenario.

29/07/2012 00:02 , por Norman Berra

    Una pregunta atraviesa hoy la coyuntura económica: después de un primer semestre magro, ¿qué pasará con el consumo en lo que queda del año? Según los especialistas, ante todo es clave que la preocupación por las ventas no haga perder el foco en la composición de la clientela.
    En ese marco, la última actualización de la pirámide de nivel socioeconómico de la Asociación Argentina de Marketing (AAM) confirma que, a nivel nacional, entre 2004 y 2011, la clase media (C3) creció cinco puntos, la media alta (C2) tres puntos y la alta (ABC1) dos puntos, lo que en términos “macro” arroja una base más sólida para el consumo.
    A partir de esos datos, Osvaldo del Río, ex gerente de Nielsen y actual titular de la consultora INN, explica que es crítico lograr un buen entendimiento de los niveles bajos y medios bajos, que sumados representan casi la mitad de la población (según la AAM, 46 por ciento de los argentinos entra en esa categoría) y profundizar en la segmentación, ya que el clima político y económico en relación al consumo no es determinante para todos los sectores por igual.
    “Existen diferentes segmentos de la sociedad que viven realidades también diferentes. Es cierto que la situación de muchos países (Estados Unidos, China, Brasil, Europa) nos puede afectar de alguna manera, pero a muchos consumidores argentinos apenas les pasa de costado el entorno global, ya que todo o casi todo lo que perciben se destina al consumo básico”, remarca el especialista.
    Según Del Río, en el acumulado anual el consumo masivo todavía da positivo, y para el segundo semestre el escenario oscila entre paridad respecto del 2011 o cierta desaceleración. 
“La acción social va ser clave en las clases bajas, alcanza a un gran número de familias y eso se vuelca todo a consumo básico de productos como alimentos, bebidas, cosmética y limpieza. En los niveles sociales que tengan alguna posibilidad de ahorro, entre ellos la clase media, es posible que para combatir la inflación se vuelquen a bienes durables”, pronostica el consultor.
    link a nota completa:

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada