lunes, 3 de agosto de 2015

Haciendo la ”gran Nate Silver”: PASO (2)

En el post anterior sobre las PASO, el promedio de 8 mediciones arrojaba 36% para Scioli y 26% para Macri (una brecha de 10 puntos, estadísticamente significativa) 3% para Sanz, 2% para Carrió, 14% para Massa, 5% para De la Sota, 4% para Stolbizer y 4% para otros candidatos. En busca de regularidades estadísticas y ampliando la gama de medidas de tendencia central, revisamos las modas (el valor que más se repite en cada caso) y redondeando, es decir, sin tomar decimales, era 35% y 39% para Scioli (2 veces en cada caso), 27% para Macri (frecuencia de tres), 14% para Massa (frecuencia de 2), 2% para Sanz (frecuencia de 3), 2% para Carrió (frecuencia de 6), 5% para De la Sota (frecuencia de 3) y 5% para Stolbizer (frecuencia de 3). Descartamos la mediana (el valor que se ubica al centro de una serie ordenada), dado que en esas encuestas no hay extremos que estén distorsionando la media aritmética o promedio sino bastante consenso entre las consultoras, si bien con matices en sus mediciones, las cuales repasamos en esa entrada. 

En los últimos días se sumaron otras cinco encuestas nacionales. Como hicimos antes, nuevamente las ordenaremos desde aquellas que presentan un panorama más competitivo hasta aquellas que muestran una mayor ventaja del oficialismo respecto a la oposición. Veamos: según Ipsos-Mora y Araujo, la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini (FPV) llega al 35,9% de intención de voto; Mauricio Macri-Gabriela Michetti (Cambiemos-PRO) al 26,6%; Sergio Massa-Gustavo Sáenz (UNA-Frente Renovador) al 15,4%. Al interior del espacio Cambiemos, Ernesto Sanz (UCR) y Elisa Carrió (CC) alcanzarían 1,4% y 1,1% respectivamente, por lo que resultarían derrotados por Macri en ese frente, en tanto que De la Sota, con 6,6%, sería superado a su vez por Massa. Margarita Stolbizer, de Progresistas, obtendría 3,9%, otros candidatos 1,7% y en blanco e indecisos 7,4%. Un dato adicional de la encuesta de Ipsos (extemporáneo si se quiere, ya que hay que esperar los resultados de este domingo) es que ahora este estudio, a diferencia del anterior de la misma consultora, proyecta un escenario de segunda vuelta favorable al oficialismo: mientras antes Macri tenía una leve ventaja sobre Scioli (49,1% a 45,5%), ahora se invirtió la tendencia (47,5% a 42,5%), una diferencia de 5 puntos que de todos modos sigue siendo más estrecha que la que mostraba Haime (50,7% de Scioli a 40,9% del PRO).

Por su parte, el CEOP (del consultor Roberto Bacman) midió 38% para Scioli, 26,6% para Macri, 12,1% para Massa, 2,3% para Sanz y 2,4% para Stolbizer, con 2,4% para otros candidatos y 8,2% entre blancos e indecisos. Cifras muy similares presenta el relevamiento de Poliarquía (ver gráfico arriba): 37,6% para Scioli, 26,1% para Macri, 13,5% para Massa, 2,1% para Sanz, 2,5% para Carrió, 4,6% para De la Sota y 3,3% para Stolbizer, con 4% para otros candidatos y 6,3% para blancos e indecisos. Adviértase que la encuesta de Poliarquía, con buen criterio estadístico, no sólo reporta valores “netos” (estimación de un punto) sino también un rango de proyecciones con intervalo (estimación de dos puntos), donde se espera que se encuentre el valor en cuestión considerando el error muestral. Esta es una prevención útil en este contexto donde se discute la precisión de las encuestas (limitada, cabe destacarlo, por el hecho de que se trata de ciencias sociales aplicadas a un organismo vivo, como es el electorado, y porque hay un porcentaje de indecisos duros que se termina proyectando de una manera que no necesariamente coincide con la decisión final de ese segmento). Así, por ejemplo, Scioli podría obtener entre 38% y 41% y Macri entre 26 y 29%, con un error muestral de +- 2,5%.

En tanto, OPSM (del consultor Enrique Zuleta Puceiro) registró 38,1% para Scioli, 26,2% para Macri, 15,3% para Massa, 2,7% para Sanz, 1,4% para Carrió, 6,6% para De la Sota, 6,6% para Stolbizer, 0,9% para otros y 2,4% en blanco e indecisos. Finalmente, la consultora Prisma midió 35,6% para Scioli, 22,2% para Macri, 19,5% para Massa, 3,2% para Sanz, 2,2% para Carrió, 5,9% para De la Sota, 4% para Stolbizer, 2% para otros candidatos y 5,4% en blanco e indecisos. De esta encuesta destacamos tres datos centrales: 1) es la que le da más bajo tanto a Scioli como a Macri, y más alto a Massa 2) es la que mayor diferencia arroja entre Scioli y Macri (13,4 puntos porcentuales, contra menos de 12 puntos en las otras 4 encuestas) 3) es la que muestra a Massa todavía con chances de meterse en la pelea, dado que está a sólo 2,7 puntos porcentuales de Macri, menos que el error muestral que reporta este estudio, que es de 4,2% (por lo tanto, se trata de una diferencia estadísticamente no significativa). 

En síntesis, estos 5 estudios muestran el mismo ordenamiento de intención de voto que los 8 anteriores, con el FPV como fuerza más votada y con el candidato individualmente más votado (dado que no tiene competencia al interior de su espacio). Macri es el precandidato más votado dentro del principal frente opositor, Cambiemos; Massa se mantiene en tercer lugar y derrota a De la Sota en la competencia al interior del frente UNA. El promedio de estas 5 mediciones arroja 37,04% para Scioli (37, un punto más que la serie de 8 encuestas anterior), 25,5% para Macri (26%, igual que la serie anterior), 15,1% para Massa (15%, un punto más que en la serie precedente), 6% para De la Sota (un punto más que en la anterior), 4% para Stolbizer (igual que antes), 2,3% para Sanz (2% redondos, un punto menos que antes), 1,9% para Carrió (2%, igual que antes), 2% para otros y 6% entre en blanco e indecisos. Si tomamos la moda, tenemos 36% y 38% (frecuencia de 2 en ambos casos) para Scioli, 26 y 27 para Macri (frecuencia de 2 en ambos casos), 15% para Massa (frecuencia de 2), 2 y 3 para Sanz (frecuencia de 2 en ambos casos), 2% y 1% para Carrió (frecuencia de 2 en ambos casos), 7% para De la Sota (frecuencia de 2) y 4% para Stolbizer (frecuencia de 2). La brecha entre Scioli y Macri es de 11 puntos, uno más que en la serie anterior; aunque esta variación no es estadísticamente significativa, el dato negativo para Macri en esta serie de 5 mediciones es que en todos los casos la diferencia entre él y Scioli es mayor a 9 puntos, mientras que en la anterior era menor a 9 en dos mediciones (4,8 y 6,6). A tenor de análisis que hablan de un estancamiento de Macri, una brecha en el orden de los 10 puntos podría perjudicar las chances del líder del PRO de cara a octubre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada