miércoles, 18 de mayo de 2016

Actualizando los indicadores políticos nacionales (2)

Al igual que veíamos en el estudio de Ibarómetro, más allá de los matices en las cifras, una reciente encuesta de Analogías (ver imagen al costado; click para agrandar) muestra el mismo movimiento ascendente en la corrupción (de 18% a 31,5%) y descendente en la inseguridad (de 22,6% a 6,5%). Con todo, como venimos señalando, por encima de los vaivenes de la coyuntura la pregnancia de la agenda económica se pone de manifiesto en que la “falta de trabajo” es considerada ahora una preocupación por el 16,8%, cuando en el estudio anterior apenas alcanzaba 7,2%. En el podio de las principales preocupaciones de los argentinos también se ubica la “inflación”, aunque con un incremento más moderado en relación con febrero: pasó de 20,3% a 23,7%. 

Además de mostrar un crecimiento en la preocupación de los argentinos, el alza de los precios también evidenció variaciones respecto de los responsables de su aceleración. Según Analogías, cambió la tendencia: ahora, hay una primera minoría que cree que el aumento es producto de las políticas económicas dispuestas por la administración macrista (31%). En cambio, en la medición anterior la “culpa” le era atribuida principalmente al gobierno kirchnerista que dejó el poder el 10 de diciembre. Este dato no es menor, dado que el oficialismo viene trabajando  el eje discursivo de la “pesada herencia”; este argumento, a tenor de lo que sugiere el estudio de la consultora dirigida por Analía del Franco, comienza a agotar su fuerza comunicacional. En materia de subsidios, los números del sondeo también traslucen el descontento que generaron los aumentos en las tarifas de la electricidad aplicadas en los últimos meses y que comenzaron a cristalizarse con la llegada de las facturas en estas semanas. En febrero, ante la consulta: ¿qué grado de acuerdo tiene en que se aumenten las tarifas?, un 42,8% se mostraba a favor. En abril, en cambio, ese guarismo descendió a 37,9%. 

Ligado a esto, el 76,6% ciento aseguró haber sentido un impacto negativo en su economía doméstica por los aumentos; nuevamente, esto confirma el acierto de la “tesis Fara” sobre el predominio de los efectos socioeconómicos por sobre el resto de los temas de agenda. Con respecto a otros temas de la coyuntura económica, crece la percepción de que se acentuará el desempleo, los paros y las movilizaciones gremiales: el 71% considera que los precios van a seguir subiendo durante 2016, 62,9% dijo que espera que haya cierre de fábricas (en la anterior medición, ese número se ubicaba en el 38,3%), lo que anticipa un horizonte perceptivo de mayor conflictividad social, que puede explicar parte del pesimismo en ascenso que venimos viendo en varias mediciones citadas. Por contrapartida, se cree que el valor del dólar se mantendrá sin alteraciones importantes respecto del precio actual.

La encuesta de Analogías también indagó sobre la percepción que tienen los argentinos del desempeño del presidente Mauricio Macri. La medición volvió a mostrar una caída en la consideración de la gestión del líder del PRO, aunque el descenso fue menos marcado que los anteriores. Al momento de asumir, el jefe de Estado podía exhibir un 66,9% que calificaba como “muy buena”, “buena” y “regular buena” su desempeño. El acumulado de esas 3 categorías de respuesta mostró en febrero un retroceso hasta el 59,3% y en abril llegó al 56,5%, el mismo guarismo que exhibía la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner en el mismo mes del 2015 cuando estaba en el inicio de su último año en el poder. Esta comparación, al igual que veíamos en AMBA con la encuesta de Raúl Aragón y Asociados, es poco halagüeña para Macri, dado que a pocos meses de gestión ostenta un apoyo similar al de un gobierno con el desgaste del que arrastraba el de CFK; a favor de Macri, se puede rescatar en este estudio que la imagen positiva está algo por encima de la que veíamos en la encuesta de Ibarómetro, aunque en este caso para ese cálculo se suma la respuesta “regular buena”, categoría que ya traduce cierto nivel de crítica. Asimismo, según Analogías, la imagen positiva de la ex mandataria se sitúa en el 45%, en tanto que la negativa asciende al 54,4%; es decir, la imagen favorable de CFK en este estudio es bastante similar a la que oportunamente reportaba el CEOP. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada