martes, 24 de enero de 2017

La imagen del gobierno en distritos clave (2): Rosario


Retornamos esta serie de entradas donde repasamos datos de opinión pública de distritos clave. Empezamos por Córdoba y seguimos por Rosario. En este caso, nos basamos en dos estudios. El primero de ellos fue realizado por el Centro de Mediciones sobre Opinión Pública (CeMOP), que midió en noviembre pasado, entre otras variables, el desempeño del gobierno nacional, a partir de una encuesta domiciliaria basada en una muestra aleatoria de 408 casos. Sobre lo realizado por el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada, el 55% evaluó que la tarea fue negativa, el 39% positiva y el 6% prefirió no responder (ver datos arriba; click para agrandar). En este marco, el acompañamiento a Macri se ubica más 10 de puntos porcentuales por debajo del porcentaje de votos que obtuvo en esa ciudad en el ballotage del 22 de noviembre de 2015, que fue del 51,85%; por el contrario, la reprobación supera en casi 7 puntos al caudal de votos que obtuvo Daniel Scioli como candidato del FPV en la misma instancia (48,15%). 

Adicionalmente, el CeMOP también reportó calificación, dimensión que muestra apenas matices (al parecer, eliminando de los datos aquellos que no evaluaron, esto es, un 6% del total). En este caso, el 19,3% de los encuestados dijo que el trabajo del presidente fue muy malo, el 21,1% malo y el 18,5% regular malo, de lo que resulta una calificación desfavorable del 58,9%. En tanto, el 21,7% lo calificó como regular bueno, el 17,2% bueno y el 2,1% muy bueno, acumulando un 41% de calificación favorable. En ambos niveles, el acompañamiento al oficialismo está por debajo del orden de magnitud de los votos obtenidos por Macri en la segunda vuelta presidencial del 22-N. 

Ese desgaste a nivel de opinión pública puede leerse también en clave de consumo, gracias al índice de Confianza del Consumidor para la ciudad de Rosario (ICC) del Cuarto Trimestre de 2016 elaborado por  la comisión de Economía del Centro de Estudios Igualdad Argentina: ese indicador alcanzó en diciembre de 2016 un valor de 41,7, casi tres puntos por debajo del 44,7 registrado en septiembre del mismo año. Ante la pregunta “¿Cómo considera la situación económica del país en este momento comparada con la de un año atrás?”, el 59% por ciento de los rosarinos mayores de edad (esto es, casi 6 de cada 10) consideró que está peor y sólo el 11% respondió mejor (el resto considera que está encuentra igual); esos fueron los valores negativos más altos registrados durante todo el año 2016 a esa pregunta, lo que pone en evidencia un mal cierre del año para los rosarinos
(ver datos abajo; click para agrandar).

También hubo un retroceso en las comparaciones hacia atrás y de cara al futuro. La visión de una mejoría de la situación respecto a 12 meses atrás retrocedió de 27,8 a a 26,2 puntos (merma poco significativa en términos estadísticos) mientras que las perspectivas de mejoras de un año hacia adelante lo hicieron de 67,6 puntos en setiembre a 58,8 en diciembre (este descenso sí resulta estadísticamente significativo, si bien puede ponderarse que la expectativa sigue siendo elevada). Por otro lado, mientras el indicador general de expectativas retrocedió en el último trimestre (cayó 8 puntos porcentuales, de 67,8 a 59,8), la valoración de las condiciones presentes se mantuvo estacionaria (creció una décima, de 32,6 a 32,7, una variación estadísticamente no significativa). El retroceso de las expectativas se registra al evaluar la situación personal, con una caída trimestral del indicador de casi 5 puntos porcentuales (de 51,9 a 47,1) y también en la situación macroeconómica (con un retroceso de 47,7 a 42,5 puntos). Por contrapartida, aparece una mejor valoración en las decisiones de compra de artículos de consumo (como electrodomésticos) que subieron de 36,1 a 45 puntos porcentuales. Sin embargo, ese optimismo no alcanzó para contagiar la compra bienes durables como autos y viviendas, cuyos indicadores retrocedieron de 30,5 a 25,9 puntos. En síntesis, una lectura transversal y contextual de los datos confirma que las dimensiones políticas no están aisladas de las del consumo, y el desgaste del presidente Macri en los indicadores de imagen tiene su correlato en un consumo golpeado en ese distrito clave. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada