martes, 2 de diciembre de 2014

Repaso de encuestas: más continuidades que rupturas (1)

A las encuestas de Raúl Aragón y FUNEDUTRA que repasamos en el post anterior se agregaron en los últimos días otras varias. En primer lugar, la de Management & Fit que se realizó entre el 16 y el 24 de octubre en todo el país y abarcó 2.400 casos, con un margen de error de +- 2%. En dicho estudio, ante la consulta directa de intención de voto a presidente en 2015, Daniel Scioli aparece primero con 26%, seguido por Mauricio Macri con 21,1%. Sergio Massa queda tercero con 20,5%, aunque en rigor esto implica un empate técnico entre el jefe de gobierno y el diputado nacional.  Rezagado, aparece el socialista y ex gobernador de Santa Fe Hermes Binner, del FAUNEN, con 9 puntos. Según M&F, si en vez de Binner el candidato de ese frente opositor fuera el vicepresidente y ex gobernador mendocino Julio Cobos, el escenario no se modificaría sustancialmente: alcanzaría 10.1% (suma 1,1%, variación estadísticamente no significativa, dado que cae dentro del error muestral), Scioli seguiría primero con 26,6%, Macri segundo con 20,2% y Massa tercero con 19,9%. Finalmente, si el candidato de FAUNEN fuera el radical Ernesto Sanz (titular del Comité Nacional de esa fuerza), ese espacio retrocedería hasta el 7%. 

Estos datos están en línea con estudios anteriores, y confirman que dentro de ese espacio opositor quienes más venían fogoneando la apertura hacia el PRO (Sanz y Carrió) son los precandidatos que menos miden en las encuestas conocidas. Dejamos fuera a “Pino” Solanas (que también resiste a Macri) de esta consideración, dado que su precandidatura no despega más allá de su núcleo duro de adherentes, a tenor de todas las encuestas conocidas. Por otro lado, Management & Fit midió también intención de voto de los frentes electorales: en este caso, el “sello” Frente para la Victoria quedó arriba con 25,7%; en segundo término se ubicó el PRO, con 16,9%; seguido por el FAUNEN, con 13,3% y finalmente el Frente Renovador con 10,9%. Que la marca FAUNEN estuviera detrás del PRO ya antes del portazo de Carrió (la encuesta de M&F se cerró antes del último cruce interno en esa fuerza) es sintomático de la situación de debilidad en la que ese frente opositor se ha ido ubicando, por sus propias inconsistencias y contramarchas. La expectativa pasa por ver cómo ese frente administra su proceso interno en los siguientes meses (permanencia o no de la Coalición Cívica, pase o no de Carrió al PRO, reparto de poder interno entre las fuerzas participantes, persistencia de varias candidaturas o encolumnamiento progresivo en torno de las que más midan). 

Varios sondeos coinciden en marcar una consolidación de Daniel Scioli y cierto desdibujamiento de Sergio Massa, en un marco en el que el gobernador bonaerense aparece notoriamente alineado con las posiciones del FPV y con posturas de franco apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cuya imagen positiva también aparece más tonificada en comparación con mediciones previas. Según una encuesta de la consultora Aresco de Julio Aurelio, realizada sobre más de 4 mil casos, la imagen positiva de la mandataria alcanzaba en octubre el 47,2%, mientras que la intención de voto de Scioli era del 26,1%. En ese sondeo, Mauricio Macri se ubicaba segundo con 24,4% y Sergio Massa quedaba tercero con 22,9%. Según la consultora, la ventaja de Macri sobre Massa obedece a  crecimiento en distritos muy gravitantes como la Ciudad de Buenos Aires (bastión PRO), Córdoba y Rosario. Al igual que en los estudios citados antes, el FAUNEN queda en cuarta posición, en este caso representada por el precandidato Julio Cobos, con 10,2%. 

Por contrapartida, una encuesta de Carlos Fara y Asociados realizada sobre 1.000 casos entre el 8 y el 16 de noviembre sigue mostrando primero en intención de voto a Massa, con el 23,5%, y a Scioli segundo, con el 20%. Sin embargo, con respecto al último relevamiento de agosto pasado, el gobernador bonaerense creció 2,2 puntos y el líder del Frente Renovador cedió 1,1. Si bien esas variaciones son estadísticamente no significativas, el evolutivo con respecto a agosto arroja un dato a seguir: lo que era una diferencia de casi 7 puntos a favor de Massa (24,6 a 17,8) se achicó a la mitad. En tercer término, según Fara, se ubica Mauricio Macri, que también creció (si bien de manera no estadísticamente significativa) con respecto a agosto: pasó del 16,3% al 17,5%. Medidos los sellos, en las PASO el más votado sería el Frente para la Victoria, con el 28% (una leve caída con respecto a agosto), mientras que el Frente Renovador aparece segundo con el 22,5% (en agosto se ubicaba en 25,5%). Tercero, con 16,4%, quedaría el PRO, el único partido que creció (tenía el 15,3% en agosto; nuevamente son variaciones no significativas). Como puede apreciarse, la marca FPV se ubica primera tanto en el estudio de M&F como en el de Fara (25,7% y 28%, respectivamente); el PRO apenas varía de un estudio a otro (16,9% y 16,4%). En cambio, el Frente Renovador queda cuarto en el estudio de Aresco (10,9%) y segundo en el de Fara (casi 23%, aunque con tendencia declinante). Con respecto al estudio de Aresco, los matices del sondeo de Fara son que el 44% avala la gestión de CFK (mientras que el estudio de Aurelio arrojaba una imagen positiva del 47%, variables que no son estrictamente las mismas pero que suelen presentar correlaciones). Según Fara, aún sigue habiendo una mayoría que no avala la gestión presidencial (52%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada