martes, 18 de septiembre de 2012

Efecto Charlotte (que no es Caniggia)


"Cuenta con un 48, 49 por ciento de adhesión... es gente que no paga sus impuestos, personas que viven de la ayuda del Gobierno y no se hacen cargo de sus vidas, que creen que el Gobierno tiene la responsabilidad de cuidar de ellos".


¿Quién lo dijo? ¿Y a qué gobierno se refiere?

Si Ud, estimado lector, pensó "un cacerolero anti-k, o un dirigente opositor", "seguramente se refiere al gobierno argentino", pues... se equivoca.

Quien dijo estas palabras fue el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, quien describió a los partidarios del presidente Barack Obama -casi la mitad de los votantes estadounidenses- como personas que viven de la ayuda del Gobierno y no "se hacen cargo de sus vidas", en un video potencialmente perjudicial para su campaña electoral. 

El video fue grabado en secreto en un evento de recaudación de fondos para el multimillonario candidato republicano y supone un nuevo revés que afecta a su campaña, que está luchando con bajos números de las encuestas y reportes de luchas internas.

Filmado con una cámara oculta cuando Romney hablaba a posibles donantes en un evento privado a principios de este año y publicado en Internet por la revista liberal Mother Jones, el archivo fue aprovechado por los estrategas de Obama para reinstalar dentro de la agenda de campaña que el candidato republicano es un elitista sin contacto con las necesidades de la gente común y muy lejos de las necesidades y preocupaciones de una gran porción de los electores norteamericanos. "Es extremadamente problemático que seas candidato a presidente de Estados Unidos y te olvides de la mitad del país", dijo la asesora de campaña de Obama Stephanie Cutter a la cadena MSNBC.

Después de la convención demócrata de Charlotte (donde Obama fue proclamado oficialmente como candidato a la reelección), el presidente aventajó por primera vez a su contricante republicano en la recaudación de fondos para la campaña: consiguió 114 millones de dólares, frente a 112 millones que recabó el ex gobernador de Massachusetts. A su vez, ese crecimiento de fondos se dio después de que Obama mejorara su apoyo entre el electorado: según el Instituto Rasmussen, el presidente estadounidense superaría con el 46% a Rommey (44%); Reuters-Ipsos ubicó al demócrata con 47, frente a 43% de Rommey, en tanto que Gallup incluso situó a Obama en un 48%.

Sin embargo, fuera de las peculiaridades del contexto norteamericano, que la frase citada admita semánticamente una traslación al contexto nacional es ilustrativo, ya que de hecho algunas de las consignas que se escucharon en el cacerolazo del jueves pasado hicieron hincapié en ese argumento para descalificar a los electores que en octubre de 2011 votaron la reelección de Cristina Fernández de Kirchner. En breve le dedicaremos un par de entradas a este tema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada