martes, 4 de septiembre de 2012

Miradas sobre la gestión presidencial (1)


En la entrada anterior repasábamos varias encuestas que mostraban escenarios electorales con y sin Cristina Fernández de Kirchner participando como candidata, pero aclarando que, en algún punto, si bien no están exentas de interés  esas mediciones son extemporáneas dado que no hay elecciones presidenciales a corto plazo como así tampoco posibilidad de reelección. En cualquier caso, es pertinente actualizar indicadores de la evaluación de gestión.

Según las conclusiones del estudio realizado por la consultora Ipsos-Mora y Araujo (hoy a cargo del licenciado Luis Costa) que citábamos en la entrada anterior, la presidenta Fernández de Kirchner mantiene una alta aprobación: seis de cada diez ciudadanos (60%) aprueba mucho o algo su gestión, frente al 39% que la desaprueba algo o mucho. Según este estudio, CFK sigue siendo la dirigente política con mejor imagen, seguida por Daniel Scioli y Hermes Binner, en tanto que un  punto clave de su apoyo pasaría, según la lectura de esa consultora, en que existe un fuerte acuerdo (90%) en cuanto a que el Estado debe estar presente regulando la economía: es más, la mitad de la población dice que debe intervenir mucho (tema sobre el que volveremos en una futura entrada).

Respecto a este punto, Costa evaluaba que “tal vez puede llegar a sorprender un poco el alto nivel de aprobación que registra la Presidenta –explica Luis Costa–. A mí no me sorprendió para nada. Comparado con nuestros propios estudios del año pasado, bajó entre ocho y nueve puntos. Y esto tiene que ver esencialmente con la economía. Ipsos tiene encuestas de todo el mundo y en Estados Unidos, Canadá, Brasil, España la aprobación o desaprobación de los gobernantes tiene que ver con la aprobación o desaprobación con la economía (…) Por lo tanto, diría que lo que sigue impulsando la aprobación de CFK es un combo en el que están los planes sociales, los temas de salud, educación, las obras y la economía. En el interior, por ejemplo, el respaldo es muy fuerte. Y esa caída de unos puntos respecto del año pasado tiene que ver con una leve caída en opinión sobre la economía en los últimos meses.”

En el mismo sentido se expresa  Daniel Finder, CEO de Ipsos Argentina,  cuando dice “la economía es lo que marca que suba o baje la imagen de Cristina Kirchner… el manejo de la economía es lo que mide lo bien o mal que está Cristina. En los últimos 10 años mejoró el consumo, la clase media recuperó poder y aparecieron planes para comprar en cuotas. Además, con aumentos de salarios mayores a la inflación, pero sin saber donde invertir, se vuelca a consumo. Y más ahora con las restricciones para comprar moneda extranjera".  

El enfoque de Ipsos está en la  línea que ya hemos planteado varias veces en el blog, que pasa por ampliar la mirada de tal modo de poder cruzar investigación de opinión pública con investigación de mercado, dado que a fin de cuentas se trata de investigación social, y hacer el esfuerzo de leer la política en clave económica (y de consumo), y viceversa.

Por contraposición, casi en la misma fecha en que se publicaba el citado estudio de Mora y Araujo, la consultora Management & Fit aseguraba que la gestión del gobierno tenía un 40%  por ciento de aprobación y un 53% de desaprobación. Mariel Fornoni, referente de esa consultora, evaluaba que "si se compara con el 65 por ciento (de aprobación) que tenía en octubre cuando fue la reelección, ha tenido una pérdida importante". Respecto a las razones de esa caída, la encuestadora lo atribuyó a un cóctel compuesto por el impacto de los fenómenos de inseguridad, la percepción de inflación y corrupción en las filas del gobierno y las preocupaciones por el futuro económico (punto que ya hemos tratado en este blog en algunas entradas sobre la caída de las expectativas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada