viernes, 3 de julio de 2015

Haciendo la “Gran Nate Silver”: Capital Federal (2)

Decíamos en la entrada anterior que la “Gran Nate Silver” (el promedio de las encuestas, sin decimales como marca la ortodoxia estadística) nos daba para Rodríguez Larreta 44%, para Lousteau 27% y para Recalde 20%, con casi 10% entre indecisos duros y otras opciones. Esto implica una ventaja para el PRO (oficialismo en ese distrito) de 17 puntos sobre la segunda fuerza, bien por encima de los errores muestrales reportados y favorable a la continuidad, como en las elecciones provinciales de Salta, Santa Fe y Neuquén. Es decir que el balance de elecciones distritales de hasta ahora más Capital Federal quedaría 4-2 a favor de la continuidad (las elecciones que hasta ahora consagraron un cambio de signo polítco o alternancia son Mendoza y Tierra del Fuego, en el primer caso a favor de fuerzas alineadas a la oposición nacional al FPV y en el segundo a favor del FPV)

Una aproximación alternativa a la que ensayamos allí podría ser tomar la mediana, medida estadística de tendencia central que se ubica como el caso intermedio en una serie ordenada. Al ser una medida de posición que aparece al medio de la sucesión ordenada de los valores que asume una variable, tiene la ventaja de no verse afectada por los casos extremos (esto la diferencia de la media aritmética o promedio). Haciendo gala de cierta heterodoxia y eliminando decimales, aplicar ese enfoque a los datos de las encuestas que vimos resulta en 43% para Rodríguez Larreta, 25% para Lousteau y 20% para Recalde. Como vemos, el candidato del FPV no varía con esta segunda aproximación, mientras que el del PRO y el de ECO descienden 1 y 2 puntos, respectivamente (variación estadísticamente no significativa).

En las últimas horas, vía redes sociales y medios se conocieron otras 5 encuestas. Una de ellas, del consultor Raúl Aragón, le adjudica a Larreta 46,9%, 24,3% a Lousteau y 22,2% a Recalde. Esta tendencia marca un matiz interesante con las encuestas revisadas antes: por un lado, pone a Larreta muy cerca de ganar sin segunda vuelta, dado que roza el 47%, a sólo 3 puntos porcentuales de la cifra mágica del 50% (con 6,6% entre indecisos, enojados y candidatos minoritarios). Por otro, muestra un empate técnico entre Lousteau y Recalde, por lo que si el candidato del PRO no llegara al 50% ambos tendrían chances similares de pasar al ballotage.  

Por su parte, la consultora González y Valladares es la que menor intención de voto le pronostica a Rodríguez Larreta, con un 42,7%, contra 31,6% de Lousteau y 20,3% de Recalde. Según esta firma, que realizó el sondeo mediante sistema IVR con 900 casos del 23 al 26 de junio de 2015, el 37,3% de los que votaron a Gabriela Michetti en las primarias de esa ciudad votarán el domingo a Lousteau. Dos consideraciones al respecto: esta consultora le daba en las primarias entre Larreta y Gabriela Michetti 4 puntos a esta última (ganó con claridad Larreta); la IVR (encuesta telefónica con respuestas grabadas para discar) es, en nuestra opinión, la metodología menos fiable de relevamiento. Esta consideración también aplica a la encuesta de Politia, que con una IVR de 800 casos realizada el miércoles último y que incluye la proyección de indecisos le da a Rodríguez Larreta 45,8%, a Lousteau 26,1% y a Recalde  20,7%.  

En tanto, la encuestadora Opinaia reporta un escenario relevado a través de una metodología "100% online" para un estudio de 863 casos entre el lunes 22 de junio y el jueves 25. Es la que le da más alto a Lousteau (32,9% de la intención de voto), pero aun así queda por detrás de Larreta (43,5%). Según ese sondeo, "el votante de Michetti en las PASO prefiere mayoritariamente a Rodríguez Larreta en un 66%, y un 30% se inclinaría por Lousteau, mientras que el 3% se inclinaría por Recalde y el 1% por Zamora". De acuerdo a Opinaia, el efecto "Michetti vice" apenas incrementó en 2 puntos porcentuales la intención de voto de Rodríguez Larreta. Esta encuesta destaca además que "Recalde acapara la mayoría del sufragio kirchnerista, excepto el caso del votante de Heller, que declara elegir mayoritariamente a Zamora". En nuestra opinión, que sea 100% online hace a este estudio susceptible a sesgos de nivel socioeconómico. 

A su turno, según la consultora Management & Fit, el 44,7% de los porteños votaría a la fórmula del PRO, Rodríguez Larreta-Diego Santilli. Lousteau y Fernando Sánchez, de ECO, suman un 23,5%, mientras que Mariano Recalde y Leandro Santoro (FPV) conseguirían un 21,3%. Aquí, la diferencia entre el segundo y el tercero es estadísticamente no significativa (como en el estudio de Aragón). El cuarto puesto lo disputan el binomio Myriam Bregman y José Castillo, del Frente de Izquierda (3,3%) y el de Luis Zamora y Sergio Sallustio, de Autodeterminación y Libertad (3,2%). Según M&F, un 4% de los 1.000 encuestados por medio de llamados telefónicos en la ciudad el 1 de julio aún no decidieron a quién tienen pensado votar o prefirieron no contestar. La gran Nate Silver, aplicada a esta segunda serie de estudios y sin decimales (como venimos haciendo), nos da 45% para Larreta, 28% para Lousteau y 20% para Recalde. Si hacemos una Nate Silver al cuadrado con los promedios de la serie de encuestas de la entrada anterior y de esta, obtenemos 44% para Larreta, 27% para Lousteau y 20% para Recalde. En pocas horas, veremos cuál fue el mejor predictor, pero cabe marcar un imponderable: en esa elección debutará la boleta electrónica, y se desconoce el impacto que ese sistema de votación puede tener en el comportamiento final de los electores.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada