lunes, 21 de marzo de 2016

Análisis de los 100 días de Macri en la presidencia (2)

En la entrada anterior hablábamos de un descenso en la imagen del presidente Mauricio Macri asimilable a un soft-landing (aterrizaje suave) más que una caída en picada. Haciendo un promedio de tres mediciones (estudios de Ricardo Rouvier, CEOP e Ibarómetro), la imagen positiva rondaba los 57 puntos (56,8%), con lo cual el presidente se ubica por encima del 50% crítico (nivel por debajo del cual, citamos antes en este post, entraría en la “zona de riesgo” de Morris). Un promedio de las negativas daba por resultado casi 38 puntos (37,8%). En los últimos días, otras consultoras (aparte de las ya citadas en los posts recientes) dieron a conocer sus propias mediciones, que es pertinente repasar para completar el panorama. Veamos: 

El mejor panorama para Macri es el que arroja la última encuesta de Poliarquía (ver datos arriba). En ella, el 69% de los encuestados considera que está "aprobada" la gestión del Presidente, mientras que el 29% opina lo contrario. Sin embargo, pese al respaldo mayoritario al nuevo gobierno, los encuestados sostienen que el país no atraviesa el mejor presente. El 43% cree que la situación general de la Argentina es "regular", el 30% califica a la coyuntura como "negativa" y mientras que otro 26% afirma que es "positiva". La mirada a largo plazo, sin embargo, genera más esperanza (al contrario que en estudios citados antes): el 64% de los entrevistados cree que la situación mejorará, el 10% sostiene que seguirá igual y el 23% advierte que empeorará. El crédito a futuro se repite también ante la consulta por la capacidad de gestionar del Gobierno. El 66% de los encuestados cree que Cambiemos "sabe cómo resolver los problemas del país, pero necesita tiempo", mientras que el 24% considera que "no sabe cómo resolver los problemas" de la Argentina. El consultor Eduardo Fidanza lo resume así: “Casi el 70% aprueba la gestión de Macri; la imagen del presidente también es alta: más de dos tercios de la población tienen buena opinión acerca de él. Prevalece la creencia de que la situación del país es regular o mala. Sin embargo, a la hora de mirar el futuro, la mayoría de los argentinos es optimista".

Por su parte, las consultoras Aresco y Haime & Asociados coinciden en situar el apoyo a Macri en el orden del 54. El titular de Aresco, Federico Aurelio, evaluó que “las medidas de gobierno que afectaron las tarifas, el incremento de la inflación que generó la devaluación y otros factores que han afectado el bolsillo era esperable que iban a generar un mayor desacuerdo que acuerdo. Sin embargo, el tiempo de espera y expectativas que la sociedad le da al gobierno en el inicio de gestión permite paliar este desacuerdo y el 54% de los argentinos valora positivamente la gestión del gobierno de Mauricio Macri". En la misma línea, Hugo Haime apuntó que “por ahora, un 54% opina bien de Macri. Disminuyó desde diciembre, pero le da espaldas para tomar decisiones. A fines de marzo, comienzos de abril, será buen momento para saber si los indicadores se mantienen o continúan disminuyendo".

A su turno, Enrique Zuleta Puceiro, de Opinión Publica Servicios y Mercados (OPSM), destacó que el porcentaje de apoyos a la gestión de Macri es del 70,9% frente a un 27,4% de rechazos. En el caso de la variable imagen, el panorama es menos favorable al oficialismo: “cuando preguntamos a los encuestados por la gestión del presidente Macri, un 52,1% manifiesta posiciones positivas, un 23,3% regulares y un 20,6%  negativas. Yo diría que hay una esperanza preocupada. Por supuesto que pesa la sensación de desconcierto, desarticulación interna, que exhibe el peronismo y la virtual desaparición de cualquier otra alternativa". En el caso de Management & Fit, el escenario es mucho más estricto. Comparada con las demás mediciones, esa la única que está mostrando una estabilidad en la aprobación del gobierno nacional; además, las mediciones de esa consultora nunca coincidieron con los índices elevados de sus colegas. El último estudio de M&F arroja 47,2% de aprobación, contra 39,1% de desaprobación y un 13,7% que no se define ni a favor ni en contra. En este caso, Macri está dentro de la “zona de riesgo” de Morris, puesto que perfora el 50% de acompañamiento. En resumen, si tomamos las tres mediciones de imagen (Aresco, Haime y OPSM), tenemos un promedio de 53,3% de positiva, algo por debajo del promedio del 57% que estimamos antes (la diferencia no puede considerarse estadísticamente significativa, ya que es muy cercana al margen de error muestral). Aquí, Macri escapa, aunque le sobra poco, de la "zona de riesgo" de Morris. En cambio, si pasamos a la variable apoyo o aprobación, el promedio de las tres encuestas citadas  (OPSM, Poliarquía y M&F) arroja un 62,3% de acompañamiento, un panorama más holgado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada