miércoles, 29 de octubre de 2014

Cambio, continuidad, continuidad con cambio: la agenda de temas (3)

A un año de la elección presidencial, veamos qué aporta sobre este debate el último informe de Isonomía Consultores (sondeo realizado entre fines de septiembre y principios de octubre, con 900 casos nivel nacional). Según el estudio, los que piden un "cambio" llegan a 51%; los que quieren "más cambio que continuidad", 19%. Y en la otra punta, los que se inclinan por "continuidad" llegan a 19% y un 11% elige "más continuidad que cambio". Por supuesto, la interpretación electoral de estas tendencias es compleja y no lineal, ya que depende de lo que se entienda por cambio, la profundidad del cambio reclamado y quién puede capitalizarlo y hacer el cambio reclamando, en términos perceptivos: "Si bien por sí solos cambio y continuidad no expresan líneas programáticas ni propuestas concretas, y será tarea de cada partido llenar esos significantes de un contenido significativo para sus votantes, sí permiten dar cuenta de un estado de ánimo social que es necesario atender y analizar", aseguró Juan Germano, director de Isonomía. 

Aun con esas complejidades, de acuerdo a este estudio, previsiblemente, entre los electores que demandan un cambio (51% del total), quienes mejor capitalizan esta demanda están dos precandidatos opositores: Mauricio Macri, del PRO (32%) y Sergio Massa, del Frente Renovador (28%. Relegado entre los opositores aparece el precandidato del FAUNEN Julio Cobos (14%) seguido de cerca por “el menos kirchnerista de los K”, Daniel Scioli (12%). Entre quienes demandan "Más cambio que continuidad" (18% del total de electores), también encabeza Macri (31%) pero se arrima  Scioli (24%), casi empatado con Massa (23%); Cobos, del FAUNEN, vuelve a quedar rezagado (9%). En tercer término, entre quienes piden  "Más continuidad que cambio" (11%) lidera claramente Scioli (56%). Bien lejos, aparecen Massa (19%), Macri (10%) y Cobos (1%). Finalmente, entre quienes piden "Continuidad" (19% de los electores) se repite el mismo orden que recién, con matices en los porcentajes: Scioli (49%), Massa (18%), Macri (11%) y Cobos (6%). 

La encuestadora extrajo las siguientes conclusiones sobre el resultado del sondeo. "Entre quienes buscan 'cambio', Macri obtiene su mejor desempeño electoral, aunque sin una diferencia todavía significativa respecto de Massa. 'Allí radica uno de sus grandes desafíos: mejorar y potenciar su eficiencia electoral sobre quienes buscan el cambio. Es en este contexto donde cobra especial relevancia el destino de los potenciales votos de FAUNEN. En caso de la ausencia de un candidato fuerte de esta alianza, es posible estimar que alrededor del 50% de sus votos irían a parar a manos del candidato del PRO. En términos absolutos, este porcentaje representa alrededor del 5% del padrón electoral"sostuvo Germano. Esto implica que la puja entre Macri y Massa por los electores radicales, ya abierta vía cooptación y alianzas con dirigentes de esa fuerza en todo el país, tenderá a profundizarse; quien saque mayor provecho de la cada vez más probable diáspora del FAUNEN tendrá chances de dejar fuera de la contienda al otro opositor, para terminar disputando la presidencia con el candidato del oficialismo. Por eso, insistimos, hay un cierto juego de suma cero entre Massa y Macri, que impediría que la disputa presidencial se resuelva entre ellos dos (contra la hipótesis del consultor Jorge Giacobbe).

"Macri presenta mayor intención de voto que sus competidores en la categoría 'más cambio que continuidad', pero aquí también se hace muy fuerte Scioli, superando levemente a Massa en este espacio y demostrando su 'elasticidad electoral'". Esta es una de las fortalezas de Scioli, asociada a su perfil “no K puro” (lo que le granjea, por supuesto, la resistencia de los sectores kirchneristas duros). Le confiere una mayor competitividad potencial, que le permitiría captar votos por fuera del “tercio de los sueños” (el núcleo de adherentes del kirchnerismo) a efectos de construir una coalición ganadora mínima. Mejor todavía, Scioli “muerde” en ese segmento electoral pero sin dejar de ser fuerte como “candidato de la continuidad”: "Entre quienes buscan opciones donde prevalezca la 'continuidad' la figura de Scioli muestra su mayor fortaleza, en especial la continuidad moderada, donde obtiene la mayor diferencia respecto del segundo. 'Es en este espacio donde la estrategia comunicacional de Scioli de morigerar su 'perfil kirchnerista' reconociendo temas de la agenda del cambio (como inflación, seguridad, empleo) parece estar siendo más exitosa', subrayó Germano, y agregó que "su posición dominante en este segmento sólo se podría ver amenazada con el surgimiento de un candidato de ADN kirchnerista puro'". Esto reactualiza el debate planteado en su momento respecto al perfil del candidato oficialista, en el cual la hipótesis del consultor Artemio López era desfavorable a Scioli por su perfil “no K neto”. El estudio de Isonomía desafía esta conjetura, pues arroja que, para los electores orientados a la “continuidad”, Scioli es votable; de todos modos, aunque la encuesta plantea las fortalezas del posicionamiento del gobernador bonaerense, deja abierta la puerta a la amenaza potencial de surgimiento de un candidato K puro (que todavía no se vislumbra en el horizonte).

8 comentarios:

  1. Creo que la encuesta realizada es muy interesante para analizar cuál es el clima político que transcurre la sociedad hoy por hoy, pero no para determinar qué candidato está mejor posicionado para las próximas elecciones, ya que como hemos estado estudiando, la elección y definición de la gente puede inclusivo cambiar minutos antes ingresar al cuarto oscuro.
    De todas formas, desde mi apreciación personal, creo que es alentador que la mitad de los encuestados consideren que el país está necesitando un cambio. Sin embargo, como mencionás en tu apunte Norman, para ello es necesario que ese candidato que quiera canalizar esa demanda de cambio tenga la capacidad de renovar el crédito social. Asegurar que realmente puede poner en eje un nuevo plan de gobierno, con mejores condiciones.
    Por último, considero a modo personal, que si finalmente ocurriera un cambio “puro” sin continuidad será interesante ver como afrontará un gobierno caracterizado por mantener durante muchos años un mismo partido en el poder que ha construido un modelo rígido a través de muchas políticas que no sé si serán tan fáciles de modificar o mantener.
    Fernanda Foddi.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aporte, Fernanda ! En breve, volveré sobre este tema y te haré una devolución al respecto. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Fernanda, aquí te hago una breve devolución de tu aporte junto con una actualización. Con los datos disponibles hasta ahora, está acotado el escenario para un “cambio puro” sin continuidad, aunque por supuesto no puede descartarse. Esto surge a tenor de la última encuestada dada a conocer por Poliarquía recientemente, según la cual el 49% del electorado quiere que el próximo presidente cambie algunas políticas del kirchnerismo, pero también espera que otras se mantengan. Es decir, a 1 año de las elecciones nacionales, casi la mitad de los votantes espera que el sucesor de Cristina Kirchner se ubique a medio camino entre la continuidad y el cambio; sólo un 18% del electorado quiere continuar con la "mayoría" de las cosas que hizo el kirchnerismo, mientras que el 29% espera que la mayoría de esas políticas cambien. Según Eduardo Fidanza, director de Poliarquía Consultores, "los votantes afrontan las elecciones con actitud conservadora, con una mayoría que desea que el próximo gobierno mantenga los logros del actual y corrija las malas políticas. Sólo un tercio de los electores no le reconoce nada al kirchnerismo. Esta tendencia pone a los candidatos opositores mejor posicionados -Sergio Massa y Mauricio Macri- ante un desafío: plantear una nueva agenda, pero dando seguridades respecto de las políticas que la mayoría de la población desea mantener". Te recomiendo leer el último post del blog, donde agrego más datos de ese estudio. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. A mi criterio todos los candidatos tendrán que escuchar que quiere la gente, interpretar sus demandas para poder diferenciarse en sus campañas, campañas que para ganar costaran mucho dinero.
    Estamos en un cambio constante de opinión y votantes, estas encuestas reflejan el hoy, en unos meses todo puede cambiar, pero si siento reflejado que la mayoría de los votantes pide un giro en la gestión política pero también mantener algunos programas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cintia, gracias por tu aporte! Sos cursante del taller de UBP?

      Eliminar
  5. Ya veo! Bueno, efectivamente las tendencias están mostrando una especie de balance entre continuidad y cambio. Te invito a ver la última entrada, donde retomo este tema. Te llegó ok el material que mandé a la UBP para que les pasaran? Confirmáme, y si te interesa algo más de info, pasáme tu correo y quedamos en contacto. Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
  6. me llego todo correctamente muchas gracias.

    ResponderEliminar