miércoles, 21 de diciembre de 2016

Un año de gobierno Cambiemos: lecturas de cara al 2017 electoral (2)


Cerrábamos el post anterior citando la última encuesta del CEOP. Respecto a la estructuración de la postura frente al gobierno en tres segmentos a un año de gestión (un 30,1% de oficialistas, un 41% de opositores y un 28,9% de independientes pragmáticos); Roberto Bacman interpreta que “Macri se sostiene en los oficialistas, que obviamente son aquellos que lo apoyan contra viento y marea. Esto es lógico. Pero lo que sorprende y lo diferencia, es que alrededor de la mitad de los pertenecientes al segmento de los independientes aún no han perdido la esperanza. Casi seguro que son una parte de los que lo votaron en el ballottage y mantienen la esperanza. Si esto no funcionara así, el descenso hubiese sido más pronunciado. Pero los independientes son muy pragmáticos y el desafío de asegurarlos es sustancial. Si pierden definitivamente las esperanzas será una cuesta difícil de remontar”

En los conglomerados donde el sesgo opositor es más fuerte que el oficialista se ponen de manifiesto los riesgos que enfrenta Cambiemos de cara al 2017 electoral. Es el caso del Gran Buenos Aires (GBA) donde, según la última encuesta de Analogías, Cristina Fernández de Kirchner encabeza las preferencias electorales  con un 31,57%, seguida por Elisa Carrió, con un 25,8% de intención de voto, y Sergio Massa con un 23,7% de adhesiones. Los datos se desprenden de un sondeo efectuado por la consultora que dirige Analía del Franco, que relevó las opiniones de los vecinos de 28 distritos que conforman el primer, segundo y tercer cordón del conurbano bonaerense. La muestra, de una enorme robustez casuística (19.500 casos, distribuidos por variables de sexo, edad y nivel educativo de acuerdo a los parámetros resultantes del Censo 2010 correspondientes a cada distrito relevado) indagó la intención de voto de los encuestados ante un eventual escenario electoral en el que participaran la ex presidente, la titular y ex candidata presidencial de la Coalición Cívica Elisa Carrió (por el frente Cambiemos) y el líder y diputado del Frente Renovador y ex candidato presidencial como principales postulantes a senador nacional por la provincia de Buenos Aires. Es decir, tres pesos pesados en un escenario de alta competitividad.

La diferencia de 5,7 puntos porcentuales entre CFK y Carrió es estadísticamente significativa, mientras que la brecha entre esa precandidata y Sergio Massa (2,18 puntos porcentuales) implican un empate técnico (ver datos arriba; click para agrandar). Según el estudio realizado entre el 1 y el 10 de diciembre,  CFK alcanza registros especialmente altos entre los jóvenes, en los distritos de menor nivel socioeconómico y los sectores con nivel educativo hasta primario completo (es decir, los más expuestos a los efectos del programa político-económico de Cambiemos). Por contrapartida, Elisa Carrió se fortalece en los distritos más cercanos al interior de la provincia y alejados de la Capital y entre los sectores de edad más avanzada y de mayor nivel educativo (ver datos abajo: click para agrandar). Massa también mejora entre los encuestados de mayor edad; su intención de voto es mayor en el GBA y decrece a mayor nivel educativo. Por otro lado, un 4,85% de los encuestados afirmó que votaría a la izquierda (sin especificar una figura), en tanto que 5,67% optó por otro candidato no incluido entre estas opciones y un 8,33% afirmó no tener la decisión de voto tomada entre las alternativas propuestas.

Entre los 28 partidos del GBA relevados, CFK se impone en 17, en tanto que Massa resulta la opción más elegida en 5 distritos y Carrió en 6; esto implica que, si las elecciones fueran hoy, la disputa entre Cambiemos y el Frente Renovador quedaría abierta (vale decir que el oficialismo podría quedar tercero). Este dato es clave, por la gravitación electoral de este conglomerado a nivel nacional: recordemos que la provincia de Buenos Aires tiene un peso de casi 40 puntos en el total del electorado nacional, y 25 de esos puntos los toma el conurbano bonarense (GBA). Un revés oficialista en ese conglomerado comprometería las chances de Cambiemos en el total provincial y tendría repercusiones nacionales. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada