viernes, 23 de diciembre de 2016

Un año de gobierno Cambiemos: correspondencias y regularidades estadísticas (1)


El análisis de diversos datos nacionales de aprobación e imagen a fines de 2016 y transcurrido un año de gobierno de Cambiemos permite detectar ilustrativas correspondencias y regularidades estadísticas que resulta pertinente tener en cuenta. Recordemos, en ese marco, que la última encuesta nacional de Gustavo Córdoba y Asociados cifraba en 50% la aprobación de la gestión presidencial de Mauricio Macri, con un 49% de desaprobación. Esto es, un empate técnico (la diferencia de 1 punto porcentual no es estadísticamente significativa); vale decir, la mitad de los electores argentinos aprueba a Macri y la otra mitad no. Por su parte, la más reciente medición de la consultora Quiddity, realizada telefónicamente a nivel nacional con una muestra de 1.867 casos, arroja que el 48% aprueba la gestión de Macri y el 50% la desaprueba (ver datos arriba; click para agrandar). Esto confirma la proporción 50/50 en materia de aprobación/desaprobación, lo que se consolida como una regularidad estadística. 

Pasemos a la valoración de imagen: de acuerdo al más reciente informe de Synopsis Consultores, a partir de un estudio de alcance nacional realizado entre el 8 y 9 de diciembre con una muestra de 1.767 casos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), el conurbano bonaerense y las principales ciudades del interior del país, la imagen negativa (38,8%) del gobierno nacional supera la positiva (37,3%). Comparada con la medición anterior, la imagen positiva cede 2,7 puntos porcentuales, mientras que la imagen negativa asciende 4,6 puntos porcentuales, con lo cual la valoración del desempeño de la actual gestión volvió a mostrar un diferencial negativo, tal como sucedió en agosto pasado en las mediciones de Synopsis (ver datos abajo; click para agrandar). 

La diferencia entre la negativa y la positiva es de 1,5 puntos porcentuales, por lo cual no puede considerarse estadísticamente significativa; vale decir, al igual que sucede con aprobación/desaprobación, que hay un empate técnico entre quienes valoran positivamente la gestión de Cambiemos y quienes la califican de manera negativa. Asimismo, puede interpretarse que la calificación favorable (37%) está en el orden de magnitud de los votos obtenidos por Macri en la primera vuelta presidencial de octubre de 2015 (34,15%), mientras que la calificación desfavorable (casi 39%) está en el orden de magnitud de los votos obtenidos por Daniel Scioli, el candidato del Frente para la Victoria, en la misma instancia (37,1%). El regular (22,9%), por su parte, está en el orden de magnitud de los votos obtenidos por UNA/Frente Renovador en los mismos comicios generales (22,4%), distribución que también se ha repetido otras veces, como lo hemos visto en este blog, y que se insinúa como otra regularidad estadística.  

Finalmente, si sumamos los resultados que Synopsis reporta en la evaluación de imagen del gobierno Cambiemos a los de tres consultoras que citamos en recientes post (OPSM, Elypsis y Management & Fit), podemos calcular un nuevo promedio, ahora compuesto de 4 mediciones. De eso resulta que el gobierno del presidente Macri tiene una imagen positiva de 38% (idéntica al promedio anterior obtenido con 3 mediciones), una regular de 25,8% (algo menor al 27% obtenido antes) y una negativa de casi 36% (35,7%, es decir apenas por encima del 35% anterior). Así, podemos evaluar que esa distribución es bastante representativa de las tendencias de la coyuntura.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada