miércoles, 28 de septiembre de 2016

La gestión frente al horizonte electoral (3)


En el post anterior citamos un estudio elaborado por la consultora Ipsos y la Universidad de San Andrés. Entre sus principales resultados, arrojaba un empate técnico entre la aprobación y la desaprobación (47% a 44% considerando las acumuladas, una diferencia estadísticamente no significativa) y mostraba que seguridad, economía y empleo son las políticas oficiales peor evaluadas. Asimismo, según Diego Reynoso, profesor de la Universidad de San Andrés y director de Ipsos Public Affairs, un cuarto de la población está satisfecha y aprueba, guarismo que está en el orden de magnitud de los votantes que obtuvo Mauricio Macri en las PASO de agosto de 2015 (lo que puede considerarse su “núcleo duro”), mientras que la misma proporción aprueba al gobierno por ahora, pero comienza a manifestar su insatisfacción. "Esta es la proporción que, según nuestros sondeos, viene reduciéndose. Una proporción que, ante los problemas de desempeño, le da el beneficio de la duda al gobierno, pero que comienza a contraerse lentamente" (ver datos arriba; click para agrandar). Ese drenaje hace que la insatisfacción trepe al 44% y se aproxime al 48,6% que votó al FPV en el ballotage del 22-N. 

"Los tres grupos valoran de manera diferente las diferentes políticas públicas y varían de región en región. Las bases del apoyo electoral en la campaña se basaron en generar positivamente expectativas, las bases del apoyo electoral al gobierno se basarán en el desempeño. Medir la satisfacción de la opinión pública y conocer los mecanismos que la producen es un termómetro que los gobernantes deben considerar con más cuidado", agregó  el especialista. En ese marco, el informe arroja que la satisfacción política e institucional no repunta y va erosionando la aprobación del gobierno, que desde el 72% en enero se contrajo al 47% en agosto. “Desde luego, el pico se debió al cambio de autoridades que al menos una mitad de la población deseaba. Pero, de manera sostenida, la gestión fue erosionando la aprobación", detalló Reynoso. Así, la (in)satisfacción acerca de 'como marchan las cosas en el país' se mantiene en un promedio de 4,7 (en la escala del 1 al 10), del mismo modo que la (in)satisfacción con los diferentes poderes del Estado, incluido el Ejecutivo (4,4)". "En particular, las políticas respecto de las cuales la población está menos satisfecha son seguridad y empleo (3.8) y economía y energía (4.0), mientras turismo (5.1), relaciones exteriores y ciencia y tecnología (5.0) son aquellas en las que la opinión pública está más satisfecha", explicó el analista.

Un panorama similar surge de la última encuesta de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). El trabajo realizado por el programa PASCAL de la UNSAM se basó en 2.100 entrevistas a personas de todo el país pertenecientes al panel político de consulta habitual y a 940 personas seleccionadas de modo probabilístico, para un total de 3.040 casos, con un margen de error de +/- 2,6% y un nivel de confianza del 95%. El estudio reveló una caída en la confianza que poseen los argentinos en la capacidad del gobierno para revertir la situación económica. Asimismo, 46,5% rechaza el desempeño del gobierno nacional (similar al 44% que vimos en el estudio de San Andrés/Ipsos) y 30,2% lo acepta (cerca también del 25% de satisfechos en ese estudio). El 55,3% de los argentinos respondió que confía en que el Gobierno sacará a flote los vaivenes económicos, mientras que en julio creía eso el 59,3%. En tanto, 36,4% considera que Mauricio Macri no podrá revertir la situación de crisis, respecto al 33,5% de la medición anterior. Segmentando por identidad política del votante, 84% de los seguidores de Cambiemos se mostró confiando. Lo mismo ocurre con 67% de los votantes de Sergio Massa y con apenas 26% de Daniel Scioli. El informe también reflejó que la desocupación sigue siendo el principal problema del país en la actualidad, con 19,8% de las adhesiones, 4% más que en el mes anterior. Le siguen la inflación, con 18,9%, y la corrupción, con 18,3%. "Las personas de mayor nivel educativo están más preocupadas por la corrupción, mientras que las personas de menor nivel educativo están más preocupadas por la inflación", señala el estudio. 

El informe profundiza en la segmentación del 46,5% que rechaza el desempeño del gobierno nacional y el 30,2% que lo aprueba. "En relación a los perfiles sociodemográficos, se destacan entre los más críticos a los sectores de mayor nivel educativo (pésimo: 26%) y entre los más favorables los mayores de 65 años (muy bueno: 33%)", subrayó el documento. Si bien la confianza en el gobierno baja, se detecta una mejora perceptiva respecto al issue inflación. La mención de la suba generalizada de precios como problema perdió 6 puntos porcentuales intermensuales. Además, el 40,5% respondió que el costo de vida aumentó "mucho", una caída en relación a la medición anterior, donde el valor era de 55%. Quienes creen que los precios subieron "levemente" sumaron 31,1%, mientras que casi 20% dijo que se mantuvieron en el "mismo nivel" (7%). Al indagar en la situación económica personal de los entrevistados, cede levemente el segmento que prevé que estará "peor" el próximo mes. En agosto, 43,7% de los encuestados estimó problemas económicos hogareños, mientras que en julio ese mismo grupo llegaba a 47%; los que consideran que estarán "igual" bajaron de 46,8% a 45%. En cuanto a la situación económica del país, según la UNSAM 4 de cada 10 estimaron que "seguirá igual", mientras que la categoría "está peor" disminuyó de 57% a 49%. "En ese sentido, la percepción de empeoramiento de la economía nacional ha disminuido constantemente desde la medición del mes de junio", afirma el reporte. En cambio, al analizar las expectativas económicas personales se observa un pesimismo algo mayor en comparación a las mediciones anteriores: un 29% afirma que estará "mejor" en los próximos 6 meses, cuando un mes atrás eran 33%. Asimismo, 30,6% piensa que estará "igual" (antes, 29%) y 31,3% afirmó que estará "peor". "En la segmentación por los perfiles políticos de los encuestados, aquellos que votaron a Macri en segunda vuelta se muestran más optimistas (47%), mientras que los que votaron a Scioli son más pesimistas (56%)", remarca el informe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada