lunes, 31 de octubre de 2016

Hacia el 2017 electoral: tendencias en distritos clave (2)


En las entradas recientes insistimos en la importancia de atender el sustrato de tendencias distritales. El relevamiento de la consultora CIGP en la zona metropolitana que venimos citando procuró medir el impacto de la gestión del presidente Mauricio Macri a nivel personal y a nivel país: en el primer caso, el 46% de los encuestados consideró que a nivel personal la situación es mala o muy mala, mientras que en el plano de la evaluación del país el porcentaje negativo asciende a 49% (ver datos arriba; click para agrandar). Si bien en términos metodológicos esa manera de medir es poco ortodoxa, los datos resultan ilustrativos de la coyuntura y de porqué el Gran Buenos Aires (GBA) es el enclave más riesgoso para Cambiemos de cara al 2017. Habiendo revisado CABA y Córdoba en el post anterior, volvamos a él.

Según el consultor Hugo Haime, una boleta conjunta de Cristina Fernández y Daniel Scioli alcanza hoy en el GBA un 34% de intención de voto, mientras que una boleta con Sergio Massa y Margarita Stolbizer también reuniría 34% (un empate técnico). Frente a estas dos listas muy competitivas (FPV y una eventual alianza entre el Frente Renovador y el GEN), Cambiemos no tiene candidatos firmes; si en la boleta figuraran Elisa Carrió y Jorge Macri, reunirían el 19%, siempre en el Conurbano, según este sondeo. Haime apunta que las proporciones se modificarían fuerte si se considera toda la Provincia, porque en el interior bonaerense crece mucho Cambiemos por el peso de María Eugenia Vidal y del presidente Macri, porque allí Massa retrocede unos puntos y Cristina se encoge hasta casi desaparecer del radar electoral. Se podría configurar así un escenario dividido en tercios ligeramente desiguales, que según el consultor se replica también a nivel nacional (análisis que, dicho sea de paso, coincide con el que anticipamos en este blog en un post reciente). 

En tanto, según Luis Costa, de la consultora Quiddity, en provincia de Buenos Aires Cristina Fernández de Kirchner tiene entre 25% y un 30% de intención de voto, mientras que Cambiemos tiene una base de apoyos en torno al 20%. El 50% restante se lo disputan el oficialismo y el Frente Renovador de Sergio Massa; de acuerdo al analista, si la economía mejora, Cambiemos crecerá sobre ese segmento; de lo contrario, se beneficiará Massa. Por su parte, el consultor Ricardo Rouvier sondeó posibles fórmulas bonaerenses a senador y primer diputado nacional. “En cuanto a la intención de votos tenemos que Massa-Stolbizer sería muy competitiva (34 %), seguida por Cristina Fernández-Scioli (31%), con valores muy cercanos, y luego viene Carrio-Macri (15,9%), después viene Randazzo (7,2%). Sorprende Randazzo porque aparecía como una figura competitiva, pero una cosa es la situación de Randazzo si juega Cristina y otra si no juega Cristina. Cambiemos, todavía no alcanza el tercio, y es posible que alcance un valor más alto, todavía tiene un problema de candidatura”, evaluó Rouvier. 

De la encuesta de estudio de Rouvier hay dos datos para remarcar: 1) el oficialismo hoy no sólo que no alcanza la primera minoría, sino que corre el riesgo de salir tercero en el principal distrito electoral a nivel país 2)  las chances competitivas del peronismo no K son bastante menores que las del kirchnerismo, lo cual limita las posibilidades del PJ de despegarse de CFK; esto es, pueden prescindir de una alianza con la ex presidenta, pero probablemente al costo de una hacer una elección magra en 2017. Finalmente, el estudio más reciente del consultor Julio Burdman arrojó una intención de voto del 20,4% para Cristina Fernández de Kirchner; 19,3% para Elisa Carrió; 16,7% para Sergio Massa; 13,7% para Margarita Stolbizer; 7,5% para Florencio Randazzo; 5,8% para Rogelio Frigerio; 5,6% para Daniel Scioli y 1,7 para Esteban Bullrich. Cuando la consulta es por espacio político, hay un 39,5% de inclinación del electorado por Cambiemos; 23,1% del Frente para la Victoria; 8,4% del Frente Renovador; 5,7% del PJ; 3,7% del GEN y 3% de la Izquierda. En síntesis, este escenario, medido por signo político, es el único beneficioso para Cambiemos; en todos aquellos que miden precandidatos, el oficialismo se ubica hoy en segundo o en tercer lugar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada