martes, 11 de octubre de 2016

Los frentes electorales (1): PBA


Transcurridos 10 meses de gobierno de Cambiemos y a un año de los comicios legislativos de medio término de 2017, se impone una actualización de lo que están arrojando las encuestas de intención de voto. Antes de eso, una necesaria consideración: todas son fotos del momento del relevamiento, y por lo tanto aportan al diagnóstico pero carecen de valor predictivo. Así, indican qué pasaría si la elección fuera en este momento, y en todo caso sugieren un pronóstico aproximado si las condiciones de contexto general no cambian sensiblemente hasta la fecha de la elección. Veamos, entonces:

Según la consultora Raúl Aragón y Asociados, la coalición Cambiemos que lidera el presidente Mauricio Macri podría salir tercera en el territorio que concentra el 37% de la población nacional. El candidato con mejor intención de voto para la senaduría nacional por ese distrito es Sergio Massa, del Frente Renovador, con el 29,5%. Margarita Stolbizer del GEN (potencial aliada a Massa, aunque tampoco puede descartarse un acercamiento a Cambiemos) alcanzaría un 15,8%. En tanto, la ex presidenta Cristina Kirchner (FPV) se ubica en un 14,2%, seguida de Elisa Carrió (Coalición Cívica), con un 11,6%. El ex ministro Florencio Randazzo sumaría 7,2% y el primo del presidente, Jorge Macri, 6%; 1% votaría a otros candidatos, 3,7% votaría en blanco o impugnaría el voto y 11,1% no sabe o no respondió a quién votaría (ver datos arriba; click para agrandar).. 

Según el informe, “una eventual alianza entre Massa y Stolbizer llegaría al 45,3%, seguida del FPV con 21,4%, sumando a CFK con Florencio Randazzo. Cambiemos, con la dupla Carrió-Jorge Macri, apenas llegaría al 17,6%”. En cualquier caso, un resultado tan magro en el distrito de mayor gravitación electoral a nivel país supondría un serio revés para un gobierno que necesita mejorar sus números en el Congreso. Ese escenario de intención de voto se corresponde con un contexto en el que la imagen presidencial en el distrito tiene un saldo negativo: 43,5% de positiva (8,7% muy buena y 34,8% de buena) contra 48,1% de negativa (30,8% de mala y 17,3% de muy mala) y 8,4% de ns/nc. La brecha de 4,6%, si bien no es categórica, pone al gobierno en la zona crítica de Morris (por debajo del 50%) en la estratégica provincia de Buenos Aires (ver datos debajo; click para agrandar). 

Lo mismo sucede con la aprobación: 43,9% aprueba el modo en el que está gobernando el presidente Mauricio Macri y 46,2% lo desaprueba (9,9% ns/nc). Esto implica que la imagen y la aprobación presidencial están alineadas en esa provincia, dado que la diferencia entre variables correlativas no es significativa en término estadísticos (0,4 puntos porcentuales entre imagen positiva/aprobación y 1,9 puntos porcentuales entre imagen negativa/desaprobación). Esto diferencia nítidamente a PBA de otros distritos e implica un desafío para el oficialismo, que necesita imperiosamente mejorar imagen de gestión allí para tener una perspectiva electoral más favorable de cara al 2017.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada