jueves, 12 de marzo de 2015

Hipótesis preelectorales (2)

Según el consultor Carlos Fara, la ventaja de Daniel Scioli sobre Florencio Randazzo es difícil de revertir, aun cuando se retiren de la carrera preelectoral otros precandidatos alternativos del FPV. Veamos su análisis: “Aun suponiendo que todos los otros postulantes internos se retiren, estamos hablando de un escenario de 7 a 3. Randazzo puede avanzar? Sí, a expensas de sus compañeros políticos. Pero Scioli no está retrocediendo. Quedan 4 meses para tomar una decisión, ya que el 20 de junio se cierra la presentación de pre candidaturas. Supongamos que efectivamente Randazzo creció 4 puntos en 2 meses. Eso significa que proyectando puede pasar de 11 a 19 en junio. No alcanza. Supongamos que el ministro de transporte sube a razón de 1 punto por semana (algo poco usual), en 4 meses podría estar en 31 puntos. Tampoco alcanza. Sobre todo porque Scioli no está perdiendo espacio. De modo que deberíamos ver un ascenso notable de Randazzo dentro de la primaria, y una caída formidable del gobernador bonaerense para pensar en la posibilidad de que Florencio sea el elegido. Pero la presidenta lo está apoyando. Le tira flores a Florencio como la semana pasada con la denuncia de los buitres sobre su enriquecimiento. O se le dedican a los trenes los spots del Fútbol para Todos”

Según Fara, la otra razón por la cual Randazzo marcha por detrás de Scioli tiene que ver con lo que llamamos volumen político: el gobernador ya es una figura nacional, el ministro todavía está en camino de serlo y su referencia es todavía más bien metropolitana. ”Randazzo posee una performance mejor en la zona AMBA y las ciudades entre 100.000 y 500.000 habitantes, en el sector medio y alto, y entre los que se definen simpatizantes del Frente para la Victoria (Scioli expande su diferencia entre los que se identifican con el PJ y los independientes). Pero no puede decirse que uno parezca más kirchnerista que el otro (…)  Por otro lado, si Scioli no es el precandidato oficial, tiene la libertad de armar su fórmula como le guste o convenga. Seguramente con un representante de los gobernadores peronistas. En ese caso, la jefa no podría condicionarlo. ¿Cristina lo dejaría con semejante grado de autonomía política? Difícil de imaginar. Scioli puede perder sin ella, pero no puede ganar sin ella”.

Aunque no se ha conocido una encuesta de Fara en estas semanas, sí circuló un estudio de Raúl Aragón (ver gráfico arriba), según el cual de cara a las primarias Macri obtendría el 23,9% de los votos (sería el candidato más votado) con Massa en segundo lugar (19,6 %) y Scioli en tercero, con el 13,2%. Después de Scioli, el candidato alternativo más votado del espacio pan-oficialista sería Florencio Randazzo, con 8,3%. Del análisis se desprende que Scioli sumaría luego de las primarias los puntos porcentuales obtenidos por los precandidatos alternativos del FPV (8,3 de Randazzo, 0,3 de Agustín Rossi, 1 de Sergio Urribarri y 0,2 de Julián Domínguez, quien antes del cierre de la encuesta de Aragón aún no había ensayado su pase de distrito para competir como precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires). Por su parte, Macri captaría el 3,3% que obtendría Elisa Carrió en las PASO. Esto perfilaría para la primera vuelta un 27,2% para el PRO y un 23% para el FPV (ya que el voto disperso en las PASO se aglutinaría para la elección general de octubre detrás del candidato vencedor, que según esta encuesta sería Scioli), trazando así un escenario en el que el Frente Renovador de Massa podría quedar afuera de un eventual ballotage (si bien las diferencias no resultan estadísticamente significativas, dado que si Scioli sumara los 8,3 puntos porcentuales de Randazzo pero no lo guarismos de las demás figuras del FPV quedaría en 21,6%, contra 21,4% de Massa). 

Esta encuesta se realizó vía telefónica en todo el país, sobre una muestra de 3.000 personas. Según Aragón, el mayor crecimiento de Macri en estos meses se dio en provincia de Buenos Aires, donde antes figuraba tercero y ahora pasó a estar segundo muy cerca de Sergio Massa, que de acuerdo al consultor sigue liderando la intención de voto en el distrito bonaerense. Por otro lado, el estudio sigue mostrando entre Scioli y Randazzo una visible brecha y estadísticamente significativa a favor del gobernador (5 puntos, contra un error muestral reportado de +- 1,8%). En este punto, según Aragón Scioli sigue al frente en la “interna” del FPV, aunque Randazzo descontó distancia. En otro orden, de cara a las PASO porteñas, según Aragón en la disputa al interior del gobernante PRO la senadora Gabriela Michetti está 8 puntos arriba de Horacio Rodríguez Larreta y suma 4 puntos más que en su última medición. El apoyo abierto de Macri a Rodríguez Larreta en detrimento de Michetti, y el más solapado pero creciente de Cristina Fernández a Randazzo frente a Scioli, permiten arriesgar una conjetura: el hecho de que las PASO no sean internas propiamente dichas, sino elecciones primarias a padrón totalmente abierto, fortalece relativamente las chances de las figuras que miden mejor entre los electores independientes que aquellas más propias del "riñón" de los respectivos oficialismos. No obstante, en las próximas entradas contrastaremos esta línea de análisis con datos de encuestas recientes según las cuales Randazzo y Scioli ya estarían en situación de empate técnico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada